sábado, 30 de mayo de 2020

"Manifiesto..." 1796. Juan Bauptista Echeverria y Latadi. Transcripción



Transcripción del “MANIFIESTO”   ( y correspondencia que lo avala)   de Juan Bautista Echeverria y Latadi, que fue alcalde del Valle de Baztan durante la Guerra contra la Convención Francesa, y que en formato de libro manuscrito, se halla en el Archivo del Valle, en la caja 245.

·        El “libro manuscrito” consta de 485 páginas numeradas (243 por dos
lados), varias de ellas en blanco. Consta del “Manifiesto” y copia de
toda la correspondencia que lo apoya.

·        La grafía está adaptada a la norma actual para facilitar                                   
 su lectura, p.ej. abisto = ha visto. La ortografía no estaba
normalizada todavía.

·        Con los nombres propios se mantiene la grafía del texto, dándose
variaciones del mismo, p. ej. Verderiz/Berderiz, Navarra/Nabarra, 
Echeverria/Echeberria , que indican que el amanuense lo escribió así
en ese momento sin ninguna connotación politica o cultural en su uso. 
Las abreviaturas se han deshecho, manteniendo las que no hemos podido
identificar o las muy largas, p. ej. QBLM = Que Besa La Mano
         
·        Los nombres comunes con grafía antigua/culta, se mantiene,
p. ej. asumpto = asumpto, asunto . Se mantinen asi mismo formas hoy en
día no admitidas , p. ej. pidí, habersen.             

·        El número que aparece en rojo es el de la paginación original.

·        La cronología de las cartas como se puede observar va saltando al gusto,
suponemos, del amanuense; no es problema de transcripción.
El trabajo está sin acabar, está creando problemas de maquetación y según
se vaya realizando, se irá actualizando.                          

Primera página del manifiesto

1
    Manfiesto sencillo, legal que hace el Valle de Baz-
       tan, y en su nombre, y representación su infraescrito Alcalde, Juez,
       Capitán a Guerra Don Juan Bautista Echeverria Latadi de sus pro-
      videncias, y del Servicio, y fatiga que han prestado sus naturales
      hasta el día de la fecha.

El Valle, y Universidad de Baztan viendo el
particular incremento que diariamente iba recibiendo
las máximas e ideas destructivas de la religión,
y de los vínculos más sagrados de la sociedad, en el
Reyno de Francia por el obstinado fanatismo de aque-
llos naturales, y con el conocimiento de que tendrían
una buena acogida semejantes principios en la Baja
Navarra, y muy en particular en el lugar, y va-
lle de Baygorri, mojonante, y próximo a éste de
Baztan por la experiencia que tiene hace algún
tiempo de la corrupción de costumbres, y adhesión
al libertinaje de una gran parte de aquellos natura-
les; se puso de intento por medio de varias sesiones
celebradas entre sujetos de la más sana intención
a discurrir en las providencias que podían ser más
2
propias, y oportunas para evitar que el que se cundiesen, y
propagasen en sus naturales los efectos de semejantes
ideas erróneas, y perjudiciales al buen orden de la sociedad
y a la constante pureza de su religión de que justamente ha
blasonado, y blasona desde la más remota antigüedad como
lo testifican las historias más fidedignas, y multitud de do-
cumentos de la mayor autenticidad que conserva en su Ar-
chivo Público.
2 ….Se adoptó pues en aquellas sesiones, contando con el
acreditado celo de su más respetable, y venerable Clero im-
primir en la docilidad, y ánimo de los naturales del Va-
lle con mayor intención los verdaderos principios en que es-
triban la religión, y el buen orden de la sociedad, y el en-
tusiasmo, y máximas erróneas en que despuntaba la Fran-
cia bajo unos supuestos aparentes, vestidos con un sutil ar-
tificio, y una perspectiva halagüeña, que encubriendo por ese
medio su venenosa doctrina, los conducía a los incautos
a precipitarse en la ruina de la religión. El muy
ilustre Clero por su parte desde la cátedra del Espíritu
Santo, y de la Verdad, procuró en sus discursos presen-
tar con la mayor energía, y símiles más oportunos, y aco-
modados a la inteligencia de su auditorio, la idea mas
clara, y segura para discernir, y abrazar el camino
3
verdadero, y huir de los escollos a que conducen los prin-
cipios erróneos. Tampoco se descuidó la vigilancia, y
celo del alcalde, y de aquellas personas más instruidas
y de valimiento según estaban de acuerdo con el brazo
eclesiástico, en persuadir la misma idea, y sentimientos
en las repetidas juntas a que concurren un crecido núme-
ro de individuos del Valle, y prontamente con particu-
lar satisfacción se aseguraron de que en la constancia y
acreditada fidelidad de sus naturales, nunca llegaría
a tener cabida la admisión del entusiasmo e irreligión de
la Francia.
3 ………... Con esa fundada esperanza, y previendo que
según el aspecto, y disposición de las cosas se iba prepa-
rando la ocasión de tomar las armas en defensa de la
Religión, y de la Patria, no respiraba ya otra cosa en el
corazón de sus naturales, sino un vivo deseo de sacrificar
cada uno su persona, y posibles a imitación de sus ante-
pasados, de quienes se creen herederos, no menos de su
sangre, y religión que de su denodado valor, y distin-
guido mérito; y estando discurriendo en los medios que
convenía adoptar a semejante importante fin, recibió
su alcalde la orden del Excelentísimo Sr. Conde de Colomera
4
N. 3 Virrey, y Capitán general de este Reyno de Navarra
(a) y sus fronteras su fecha 17 de octubre de 1792 (a) en
que le prevenía haber conferido el mando militar de esta
frontera al Coronel Don Josef Semanat teniente coronel
del Regimiento de Infantería de la Corona.
4………… En consecuencia el alcalde por medio de carta
circular su fecha 30 de octubre convocó a los respectivos
jurados de los catorce pueblos de que se compone el Valle
con expresión del fin, y prevención de que cada pueblo
destinase a más del regidor, otra persona instruida con
facultades amplias para conferenciar, y deliberar lo que
fuese necesario en un asumpto tan grave, a la casa de su
Ayuntamiento, y Justicia sita en el lugar de Elizondo
como su centro.
N.5 5………… Verificada la convocación el día 4 de noviembre si-
(B) guiente, y refundida de esta forma toda la voz, y represen-
tación del universo del Valle, en los individuos que con-
currieron a la Junta, se trató con la mayor armonía
y desinterés como que a todos animaba un mismo espíritu
y celo patriótico sobre las disposiciones, y medidas que
se deberían adoptar en aquellas circunstancias, para
el mejor servicio del Rey, defensa de la Patria, y
5
de la Religión, y unánimemente quedaron resueltos los
puntos siguientes: Primero (B) El establecimiento
de un batallón entre sus vecinos, y habitantes, dis-
tribuido en ocho compañías, eligiendo por Coronel a su
alcalde Don Juan Bautista de Echeverria, y Latadi, por
Teniente Coronel a su teniente, Don Martin Josef de
Echenique, y por Sargento Mayor al subteniente don
Josef Juaquín Gaston: 2º Que estos eligiesen para
cada compañía sus tres oficiales principales como son
capitán, teniente, y subteniente, de los que sepan
castellano, y fuesen vecinos de los mismos lugares de
donde fuere la gente, para el mayor conocimiento, y
comprender las órdenes del comandante, solicitando
aprobación del plan que se formase del excelentísimo señor
Virrey de este Reyno: 3º Que por los mismos se
hiciese el arreglo del batallón, y compañías. 4º Que
se solicitasen fusiles de munición con sus bayonetas, sa-
bles, cartucheras, pólvora, y balas necesarias, y en
caso de no conseguirse, se mandase hacerlos de cuenta
de los vecinos del Valle. 5º Que se procediese a la
compra de grano, haba, y demás comestibles necesarios
6
para las raciones de la gente de campaña valiéndose por
entonces de todo el dinero que pudiesen aprontar los propios
del Valle. 6º Que los dueños de las casas que por su
avanzada edad, achaques o faltas de dueño, o por otros justos
motivos no pudiesen hacer servicio personal, deberían con-
tribuir con la cota correspondiente, para la manutención, y
alivio de los que hiciesen la fatiga de la campaña. 7ª Que
en atención a que muchos individuos no podrían soportar
dispendio de mayor entidad, se solicitase permiso del Real, y
Supremo Consejo para que de los fondos del Valle, se pudiese
aliviar a los que saliesen a la campaña, en lo que permi-
tiesen sus existencias después de cumplir las cargas anua-
les ordinarias. 8ª Que para la aprobación del plan de
oficiales, solicitar fusiles, y armamento, ó mandarlas ha-
cer, y otras diligencias en la ciudad de Pamplona, y de-
más partes, se autorizasen como se autorizaron con
poderes amplios a los señores Don Juan Francisco de Yrigoyen
y Ursua, coronel de los Reales Ejércitos de su Majestad, Don Juan
Luis de Jauregui, y dicho Don Martin Josef de Echenique,
los tres vecinos de este Valle. 9ª, y finalmente para
tratar de todo cuanto ocurriese en el particular sin
necesidad de convocación de mayor número de individuos
7
autorizaron a los citados señores Don Juan Bautista
de Echeverria, y Don Martin Josef de Echenique, Alcalde
y Teniente, Don Juan Martin de Larralde, Don Tibur-
cio de Hualde, y Don Rafael Antonio de Elizalde, ve-
cinos del mismo Valle,
N. 6 6 ………… Todo tuvo su puntual, y debido cumplimiento
(C) pues habiendo formado el arreglo del batallón por
compañías, compuesta cada una de noventa, y cinco indi-
viduos, sin incluir la oficialidad, y hecha la elección de esta
se presentó el correspondiente plan por mano de memo-
rial (C) al excelentísimo señor Conde de Colomera Virrey
y Capitán General de este Reyno, solicitando su aprobación
y el subministro de fusiles con sus bayonetas, cartuchos,
y demás necesario, con calidad de reintegro, y responsabili-
dad.
N. 7 7………… Mereció el proyecto del Valle toda la estimación,
(D) y aceptación susceptible en la gratitud de su Excelentísima, y
prestando su gustosa deferencia, y aprobación por decreto
señalado de su mano (D) ordenó al comandante de la
Artillería de la plaza de Pamplona para que de sus
Reales Almacenes se entregase a disposición de los apo-
derados del Valle a buena cuenta, quinientos treinta
y ocho fusiles con sus correspondientes bayonetas; quinientas
setenta libras de pólvora; diez y ocho mil
8
doscientas cuarenta balas, y mil piedras de chispa
bajo de recibo, y con calidad de reintegro en los mismos
almacenes.
8………… Subsiguientemente persuadido el Valle que la
vara principal del servicio estriba en el buen orden
y disciplina de la gente, y poseído de la consideración
de que sin esa circunstancia no podría arribar al com-
pleto logro de los objetos que se había propuesto en el esta-
blecimiento del citado batallón, y que las reglas, y or-
denanzas de la tropa no podían ser acomodadas, ni con-
formes con la calidad de sus naturales, y diversas cir-
cunstancias en que debían prestar su servicio, y fatiga
por los diferentes ramos, y objetos de atención peculiares
y comunes a que por su constitución debían ocurrir, de-
N. 8 terminó a reglar ordenanzas particulares (F) que
(F) al paso que facilitasen el mejor servicio, fuesen más aco-
modadas, y conformes a la calidad, disposición, y costum-
bres de sus naturales.
9………… Uno de los puntos más esenciales que en ellas
se estableció fue el que toda persona capaz de tomar
las armas adquiriese la instrucción necesaria en el pron-
to, fácil, y desembarazado manejo de ellas; para ese
efecto, y teniendo consideración a que no podrían de día
ocuparse en ese ejercicio, sin detrimento, y abandono
9
de sus intereses, acordó destinar las noches de los meses
de Diciembre, Enero, y Febrero para ejercitarse en las
evoluciones más oportunas, y esenciales, para cargar
y descargar con prontitud, y con natural desembarazo
sin ofender unos a otros, llegado el caso de romper el
fuego con el enemigo, y los domingos, y fiestas sobre tarde
se destinaron en cada lugar para disparar con pólvora
sola al principio, y después al paso que iban instruyéndose,
con bala rasa al blanco, y al amor, y puntualidad con
que concurrían a esa maniobra, debió el Valle la satisfa-
ción de ver su gente para el mes de Marzo con una destre-
za más que regular, y un aliento que inspiraba resultas
favorables en cualquier empresa que pudieran ofrecerse
como lo ha acreditado la experiencia.

10 ………… Estando prevenidos para todo acontecimiento
los naturales de este Valle, en las circunstancias expues-
tas, el día tres de Marzo de mil setecientos noventa, y tres
tuvo aviso su alcalde de haber subido al collado de
Beladon que se haya en la misma línea de división
de los Alduides, porción de soldados Nacionales de un
batallón que el día anterior llegó a dichos Alduides
a marchas forzadas, desde Navarrens, caminando
en la primera jornada once leguas, y en la segunda
10
seis, y que se apoderaron de dos rebaños de ovejas
propias de vecinos de este Valle, y al mismo tiempo
habiendo sido vistos en el lugar de Elizondo tres de los
citados soldados Nacionales, se hicieron prisioneros, dando
parte de ello al coronel del regimiento provincial de
Burgos, el señor Don Diego Tordesillas que se hallaba en
el de Errazu: Mediante dicha noticia se tocaron a rebato
las campanas, y juntándose la misma tarde más de seis
cientos individuos paisanos salieron con sus jefes prin-
cipales, y respectiva oficialidad por la noche en dos di-
visiones, dirigiéndose la menor por el punto de Beor-
zun, y la mayor por el de Veladon con prevención de
hacer su reunión en este último punto, camino que con-
duce desde Alduide a Elizondo, para las cuatro de la ma-
ñana del día siguiente, como así se verificó, habiendo
caminado por la noche con el mayor silencio, y tomado
la precaución de enviar patrullas avanzadas por todos
lados, y otras medidas que se creyeron oportunas, a evi-
tar cualquiera sorpresa, y estando en dicho punto de
reunión, se les informó antes de amanecer de haberse
devuelto los dos rebaños, a persuasión de los aldudea-
nos, excepto nueve cabezas que estropearon.
11………… No obstante este informe, subsistiendo en la
11
referida altura toda la gente armada, y tomados
todos los puntos dominantes a Alduide, y que creyeron
según el conocimiento que les asistía del terreno los
más propios para tomar la correspondiente satisfacción
del hecho, y castigar el orgullo, y atrevimiento de los
Nacionales en caso de resistirse a darla, a cosa de las
cuatro, y media de la misma mañana, se presentó en
aquel sitio un capitán Nacional llamado Urrutia a
caballo, guiado de un paisano de Alduide con cartas del
comandante de San Juan de Pie de Puerto, y Alduides, la
una para el Comandante de las armas de este Valle,
y la otra para el alcalde del mismo, solicitando los
tres soldados Nacionales que en Elizondo fueron aprisionados
y satisfacción del hecho, a quien dicho alcalde después de
haberse asegurado de ser cierta la devolución del ganado,
le remitió custodiado de cuatro paisanos al citado Coronel
de Burgos, y viendo que no había movimiento alguno en
las Alduides, se retiró con su gente entre ocho, y nueve
de la misma mañana, a cuyo tiempo en virtud del oficio
que el día anterior le pasó el alcalde a dicho señor Coronel
participándole el hecho, con su orden subieron por el
extremo opuesto a las inmediaciones del punto de
Berderiz, una compañía del expresado regimiento
12
Provincial de Burgos al mando de su capitán Conde de
Echauz, y las compañías Primera, Segunda, y mitad
de la Quinta de paisanos de este Valle, con su respectiva
oficialidad, y se mantuvieron todo el día a la vista e in-
mediación de los enemigos, que se situaron en el citado
punto de Berderiz, y a la noche avanzadas las referidas
compañías de paisanos, y seis de la primera en los doce
N.11 siguientes días a observar los movimientos de aquellos que con
(G) la seguridad de su retirada al pueblo de Alduide hicie-
ron la suya, dicha compañía de Burgos, y paisanos (G).
12………… El día 6 de dicho mes de Marzo, en virtud de la respuesta
que tuvo dicho señor coronel del excelentísimo señor Virrey al
N.12 oficio que le pasó con fecha del 13 (H) sobre los tres Nacio-
(H) nales aprehendidos, se contestó a los oficios del comandante
de San Juan, devolviendo dos de ellos, y reteniendo el ter-
cero en ésta, en clase de desertor, por haberse manifestado
por tal, y solicitando la debida satisfacción de las nueve ca-
bezas de ganado estropeadas, precedente la tasación de su
valor, y efectivamente providenció su reintegro.
13………… Aquí principio la fatiga de los naturales de este
Valle, y antes de descender a particularizar aquella, y la
incomodidad, y riesgos que han sufrido para poder
formar alguna idea de ello, se cree preciso presentar
un diseño sencillo de la extensión de su línea: Es-
13
ta por la parte de los Alduides, y la Banca en lo que
confina con este Valle, tendrá como cuatro leguas de
extensión, y desde el camino de la Banca, ó el punto
de Ystauz al de Ariete, tres, y desde éste a la villa de
Urdax otras tantas o algo más.
14 ………… Desde este tiempo comenzaron los enemigos
a fijar su posición en todas la alturas inmediatas a los
Alduides, que dominan, y caen a la correspondencia de los
pueblos de este Valle, reforzándose de día en día, y construye-
ron cuarteles en el punto de Berderiz, y sus dos extremos
formando parapetos con zanjones, y retiradas cubiertas
para su mejor defensa. Esa situación les ofrecía una
bella proposición de observar todos los movimientos
de los lugares de Elvetea, Elizondo, Garzain, Yrurita, Le-
caroz, Azpilcueta, y Maya, y teniendo un batallón de
tropas nacionales en los Alduides, y disposición de recibir
los auxilios necesarios de Baygorri, y San Juan de Pie
de Puerto, distante el primero como tres horas de camino,
y cuatro y media al segundo, le fue preciso al Valle
armar todos sus naturales, para oponerse a cualquie-
ra invasión, o ataque repentino que quisiese intentar
el enemigo a causa de no haber en todo el Valle mas
tropa que el referido Regimiento Provincial de Burgos
acuartelados en los lugares de Arizcun, y Errazu, y
con precisión de atender al collado de Yzpegui, y los
14
diferentes puntos que comprende.
15 ………… Las circunstancias expresadas, las ventajosas
posiciones del enemigo, y los diferentes parajes por donde
podía intentar con facilidad cualesquiera ataque, obliga-
ron al Valle a discurrir en los medios más conducentes
a su mayor seguridad, y la de todo el Reyno, como su llave
principal por esta parte: Desde luego entre otros adoptó el
medio de proporcionar no con pequeño dispendio, espías in-
teriores de satisfacción que comunicasen los movimientos
del enemigo: A más de los guardas o costieros que tiene
para la custodia de sus términos, destinó varios naturales
a los puestos más oportunos, para que de día, y noche observa-
sen sobre aquel, y consecutivamente considerando que
era preciso que la gente del Valle tomase también sus
posiciones para guardar las avenidas más importan-
tes, después de un prolijo reconocimiento de las entradas, y
caminos más trillados que hay en toda la extensión, desde
Yzpegui hasta Loyluzeco Munoa que confina con el tér-
mino nombrado Gongora, ó Erregerena a la parte
y con inmediación a las Reales Fábricas de Eugui, arregló
con fecha de 12 de Marzo un plan, o diseño de su situa-
ción, proponiendo los puntos que contemplaba necesarios
N.15 cubrir con otras varias prevenciones, y se le remitió al
(Y) excelentísimo señor Virrey de este Reyno ( Y ) por medio del
15
señor coronel de Burgos Don Diego de Tordesillas
16 ………… En consecuencia, se situaron los naturales de este
Valle en los puntos de Arguibel, y Basagar, accesorios
o compresos en los de Beorzu Buztan y, Urriscaco-Viz-
carra: En el primero solos, y en el segundo incorporados
a una compañía de dicho regimiento de Burgos a la misma
vista de las que ocupaba el enemigo, y particularmente
el de Basagar, de donde sólo había a su Cuartel princi-
pal de Verderiz, la distancia de media hora, y en esta for-
ma se mantuvieron dos compañías de a 95 individuos
en los expresados puntos que caen a la correspondencia
de los lugares que desde Elvetea siguen para abajo, re-
levándose de cuatro a cuatro días en la misma
forma, las compañías 1ª , 2ª, y mitad de la 5ª destinadas a
atender al de Yzpegui, y toda la extensión del costado
izquierdo del pueblo de Errazu, que desde éste abraza
y sigue hasta la villa de Urdax, con el trabajo de hacer
diariamente al amanecer la descubierta a la vista del
enemigo.
17………… En este estado recibió el alcalde un oficio del
N.17 excelentísimo señor Don Ventura Caro General en Jefe de este
(J) ejército su fecha en la villa de Lesaca 17 de Marzo (J)
en el que le prevenía que acababa de recibir aviso desde Yrun
de que el día antes se declaró en Bayona la guerra
por la Convención Nacional Francesa contra España
16
y que en ese concepto, y de que sería regular que desde
aquel día comenzasen las hostilidades, y haciéndose cargo
de lo expuesto que se hallaba este Valle, hiciese tomar las
armas a todos los hombres capaces de manejarlas.
18 ………… Con esa noticia prontamente convocó a la casa
de Ayuntamiento del Valle, a todos los capitanes de sus
ocho compañías, y personas autorizadas para conferen-
ciar en semejantes asumptos, y acordaron nuevas providen-
cias, distribuyendo la gente a otros varios puntos, que sobre los
que cubrían hasta entonces, se señalaron aumentando, y
disminuyendo el número de ellos según exigía el caso, y
las circunstancias.
19 ………… En todo el mes de Marzo así por el punto de
Yzpegui como por el de Verderiz , y Beladon fueron repe-
tidas las tentativas de invasión, que aparentaban los
franceses, por cuya razón experimentó continuos mo-
vimientos, y frecuentes salidas al arma, toda la gente del
Valle ocurriendo con la mayor actividad a los parajes
que se advertía novedad, y a ocupar los pasos que creían
ser más importantes, sin auxilio alguno de tropa por
toda la extensión de la línea de Alduide, y únicamente
con el del Regimiento Provincial de Burgos, las compañías
1ª, 2ª, y mitad de la 5ª por el lado de Yzpegui, y puntos
que comprende hasta que el día 23 de Marzo llegaron
el 1º, y 2º batallón del Regimiento de Infantería de
17
Africa que acuartelaron en los lugares de Elvetea, y
Elizondo pero a breves días habiendo sido destinados a la
villa de Maya, quedó por consiguiente el paisanaje
con sólo el citado Regimiento de Burgos en la precisión
de continuar la fatiga en las circunstancias expuestas.
20 ………… Con esta sencilla narración fácilmente se deja
comprender el peligro inminente, y suma fatiga del ex-
presado Regimiento Provincial de Burgos, y las ocho com-
pañías, y demás individuos de este Valle, constituidos en la
necesidad de responder de la defensa de su casa, y peno-
sa frontera, y aumentándose los recelos de una próxima
invasión con las noticias que las espías e impresiones co-
municaban de los refuerzos que diariamente recibían
los enemigos, con el conocimiento de que aun cuando opusie-
sen sus naturales como está resuelto más esforzada
defensa no podían recibir a la excesiva superioridad
de aquellos, mayormente si como se temía dividían sus
fuerzas por diferentes puntos; creyó el Valle, y en su
nombre su alcalde, y teniente ser de su obligación tras-
ladar las noticias adquiridas a la consideración del Excelentísimo
N.20 Señor don Juan Gil, comandante a la sazón de armas
(K) de este Valle, y su frontera, que se hallaba en la villa de
Vera (K) para que con conocimiento de ellas, dispusiese
el enviar los auxilios necesarios, para resistir a las
fuerzas enemigas con el honor debido.
18
21………… Mereció esa solicitud la buena acogida que se pro-
metían en la acreditada inclinación de dicho señor excelentísimo, como lo
manifiestan los términos en que se hayan concebidas
sus contestaciones, pero sin embargo de haber interpuesto
su influjo con el Excelentísimo señor General en Jefe Don Ventura
Caro, por los particulares objetos a que este tenía que atender,
sólo pudo contribuir en beneficio, y alivio del Valle con una
N.21 compañía de Cazadores de Galicia de dos que únicamente ha-
(L) bía en la villa de Maya, ofreciendo tener presente en toda oca-
sión favorable su solicitud (L), y significándose que en el en-
N.21 tretanto recurriese a la Ilustrísima Diputación de este Reyno,
(M) lo hizo así (M) cuyo conocido celo, y suma actividad en
cuanto interesa su conservación, y mejor defensa, pro-
porcionó a la mayor brevedad el auxilio de 897 indivi-
N.21 duos de sus naturales, de los Valles más inmediatos (N)
(N) que a luego de su presentación, y sin hacer fatiga alguna
se restituyeron a sus casas por haberse desvanecido en
parte el rumor de ataque, y hallarse el alcalde con
noticia positiva de que el día siguiente llegaba crecido
número de tropa al Valle, como se verificó, bien que
a breves días de su establecimiento, se trasladó en virtud
de orden superior a la frontera de la villa de Burguete
porque también llamaban por aquella parte la atención
los enemigos.
22………… La tenacidad con que desde el mes de Marzo
19
han molestado los baigorrianos a este Valle, pero
muy en particular al lugar de Errazu, excede a toda
ponderación. Para comprenderlo es preciso dar alguna
idea de su situación: Dicho pueblo existe a la parte
inferior del collado de Yzpegui, y sus puntos colaterales
apartado en distancia de unos tres cuartos de hora de ellos
a lo interior del Valle, con un descenso muy fácil, y por
los dos costados dominando hasta llegar al mismo pueblo:
Desde el camino de la Banca en Ystauz hasta Ariete,
compondrá como se deja insinuado, como tres leguas de
extensión, y de éste hasta Urdax otro tanto, o algo
más, y todos esos puntos le circundan o rodean, y en
toda esa correspondencia de nuestra parte, no hay otro
pueblo que el referido de Errazu, y de la de Francia a la
par de todos esos puntos existen el lugar de Baigorri
repartido en ocho barrios, o poblaciones, y de ellos los lla-
mados de Urdoz, y Bastida sobre la misma línea, y siguien-
do ésta hacia Urdax, los lugares de Vidarray, Ichaso,
Añoa, y Ezpeleta de crecido vecindario, y el último de
los más obstinados, y adictos al actual sistema de Gobierno
de la Francia.
23………… A principios de Abril empezaron con mayor tesón
a insultar dichos baigorrianos, poniendo en el citado
collado de Yzpegui el árbol de la Libertad, con gorra, y es-
carapela de la misma, y un naipe, conteniendo la
20
figura del Rey, y cortada su cabeza, y habiendo advertido
esa operación el Coronel de Burgos destacó dos compañías
de su regimiento con media de la de paisanos de Errazu
a desalojar al enemigo, y arrojar el árbol como lo con-
siguieron uno, y otro después de sostener por un buen rato
un fuego bastante vivo, y en todo ese mes subsistieron las
Compañías 1ª, 2ª, y mitad de la 5ª en las avanzadas de la 2ª
línea.
24………… A breves días habiendo tomado su posición el enemi-
go en el citado collado de Yzpegui, y puntos que comprende,
fueron dicho mes, y el inmediato de Mayo continuos los movi-
mientos, y tentativas que hicieron los franceses para desalo-
jar la tropa, y paisanos de las avanzadas del cuartel de
San Gregorio, borda de Machinena, y punto de Unchide-
mendi, que existen a la parte inferior, y correspondencia
en toda su extensión del campamento de Yzpegui, y sus
puntos accesorios, que como se deja insinuado cubrían los
enemigos. De estos en algunos días se cargaba un núme-
ro excesivo por la facilidad, y disimulo con que continua-
mente recibían refuerzos de Baigorri, y San Juan de Pie
de Puerto, que uno y otro se hallan a la misma vista
de Yzpegui, y por el vivo fuego que sostenidos de cuatro
cañones violentos, y porción de pedreros hacían, y la
considerable inferioridad de nuestras fuerzas, que únicamente
consistían por aquella parte en dicho regimiento de Burgos
21
y las compañías 1ª, 2ª, y mitad de la 5ª de paisanos
de este Valle, por unos cuarenta naturales del de Ver-
tiz-Arana que por algunos días se mantuvieron por
estar las restantes cinco, y media compañías de este
Valle de Baztan, atendiendo a la importante defensa
de los diferentes puntos que abraza la extendida línea de
los Alduides, se veían en todos esos lances precisados
a tocar las campanas a rebato, a cuya señal acudían
con aquella actividad, y presteza que es regular al amor
y unión de intereses en que viven hermanados todas
las personas aptas para el manejo de las armas, pero
particularmente de los lugares de Arizcun, y Azpil-
cueta, y en algunas ocasiones de la villa de Maya, co-
mo los más inmediatos, consiguiendo por su valerosa
restistencia contener al enemigo, sin más daño que el
haber quemado hasta treinta bordas, muchas de ellas
llenas de forraje para el ganado, propias de vecinos
de Errazu, sitas a la falda del monte de Yzpegui en el
intermedio de las posiciones de una, y otra parte, y llevado
algunos rebaños de ovejas, y ganado vacuno, infirién-
dose de lo referido, y de la ventajosa situación, y exce-
sivo número del enemigo, la fatiga que han sufrido
y continuo riesgo a que han estado expuestos los veci-
nos de esos tres pueblos en sus vidas, y haciendas
22
pero especialmente los de Errazu por su situación.
25………… No siendo posible hacer una relación puntual de
lo ocurrido en la fatiga diaria que han sufrido los natu-
rales de este Valle, desde el referido día 4 de Marzo de
93 hasta el día de la fecha, tanto por el lado de la línea de Aldui-
de, y la Banca, como por el de Yzpegui, y sus puntos, sin
causar molestia, y abultar mucho papel, se contenta con
insinuar que todos los días se han hecho, y hacen la descubier-
ta a la vista del enemigo, y en los más de ellos, pero par-
ticularmente hasta el mes de Junio que a excepción de al-
gunas cortas temporadas que hacían mansión las tropas
en este Valle, como centro de la línea de los dos extremos
de Yrun , y Burguete, en el tránsito para ellos, se man-
tuvieron solo los paisanos, escopeteándose continuamente
como acreditan los respectivos partes, y avisos que daban
los capitanes, y subalternos de las compañías del Valle,
que por su multitud, y diversidad de puntos desde donde
comunicaban, servirán de confusión, y por lo mismo
se omite su individual recopilación, pasando únicamente
la consideración en relacionar aquellas funciones que
por la tenacidad de una, y otra parte fue empeñado el
fuego, y ocurrió alguna particularidad,
26………… Desde el día 27 de Abril, hasta el 3 de Mayo
hicieron la guardia en el punto de Basagar, los
23
capitanes de la 4ª, y 7ª compañía Don Juan Bautista de
Echeverria, y Jauregui, y Don Martin Miguel de Echeverria
y sus subalternos Don Juan Pedro de Dolagaray, y Don
Josef Leandro Barberena, con cien hombres, ejecutando
todos esos días por las mañanas la descubierta, y dos veces
por la tarde, trabando vivo fuego con los enemigos que
en número de 300 a 400 se hallaban acuartelados, y
atrincherados a la misma vista e inmediación en
el alto de Verderiz, posición muy ventajosa por cuyo
motivo se conservaba de nuestra parte una guardia
avanzada en el alto de Urrisca, con el objeto de observar
los movimientos del enemigo, y prepararse con tiempo
a la defensa que con ese conocimiento, y lo mucho que le
perjudicaba, pensó en desalojar la mañana del día 2
de Mayo, aprovechándose de la retirada que evacuada
la descubierta hicieron dichos capitanes a su cuartel
ó posición referida de Basagar, y juzgando sin duda
que por la distancia que media desde él, al puesto que
cubría dicha avanzada, no podría llegar el socorro muy
pronto, determinaron en número de unos cien sor-
prender aquella, y apoderarse de su posición, pero
sin embargo de su inferioridad, pues únicamente
24
constaba de quince hombres, se portó con indecible
valor, y constancia, conteniendo con su vivo fuego al
enemigo, ínterin dichos capitanes pudieron acudir a
socorrer con el resto de su gente, al mismo tiempo que Don
Fermin de Arrecheberroa teniente de la 3ª compa-
ñía que se hallaba en Arguibel, paraje opuesto figuraba
el ataque falso que se le había ordenado por la parte de Bala-
don, con designio de obligar al enemigo a dividir sus
fuerzas, como se consiguió, y verificada la reunión de los
expresados capitanes, y su gente con dicha avanzada, rom-
pieron el fuego más activo, y sin embargo de que los ene-
migos continuaron el suyo con igual tesón, empeña-
dos en salir con su empresa, al cabo de tres horas de
reñido combate, y sin perder un palmo de terreno
se consiguió rechazarlos, con pérdida de cuatro muer-
tos, y siete heridos, según la declaración que han hecho
varios paisanos de Alduide, que a la sazón trabajaban
en la trinchera de los enemigos, y hubieran perecido más
seguramente en su precipitada retirada por la actividad
con que se le siguió, al no haber sido sostenidos por un
crecido número de los suyos desde su cuartel principal
de Verderiz, al que se aproximaron, y no teniendo
por conveniente empeñar más la acción, ni permitiendo
25
la subsistencia de la gente en campo raso, la crecida
batida de granizo, y agua, que sobrevino durante la
misma, hicieron su retirada sin desgracia alguna a su
citada posición de Basagar, dejando reforzada la avanza-
da de Urrisca: Dichos capitanes aseguran que toda la
gente se portó con valor, y espíritu bizarro, y parti-
cularmente recomiendan la inteligencia, y acierto con
que se manejo dicho Archeberroa en el ataque falso que
figuró, obligando al enemigo a dividir sus superio-
res fuerzas.
27………… El día 29 de dicho mes de Abril el capitán de
la 6ª compañía don Juan Bautista Mayora Iturralde
y don Fermin Archeberroa, y Don Pedro Josef de Echandi,
teniente , y subteniente de la 3ª, que el primero se
hallaba de guardia desde el 25 en el punto de Argui-
bel, que está en la comprensión de Beorzu-buztan, y
los dos últimos fueron a reforzar el 28, con 50 hombres
mediante la noticia de que los enemigos intentaban
atacar, trabaron al rayar el día un vivo fuego con
una partida enemiga de 100 hombres que por la par-
te de Veladon se acercaron a la avanzada nuestra de
aquel lado, compuesta de 28 hombres, a cargo del ex
presado Echandi, y sin embargo de haberlos rechazado
a aquellos, con nuevo refuerzo que recibieron se
26
marcharon a la vista hasta el mediodía, pero sin
hacer fuego durante la acción, habiéndole participado
a dicho capitán su cabo Manuel de Garbalena que estaba
apostado con cuatro hombres en la parte de Azaldegui
de que subían de treinta a cuarenta enemigos, inme-
diatamente dispuso que el teniente don Fermin de Ar-
cheverroa se apoderase de las peñas que hay en aquel pa-
raje para contenerlos, unido con los cinco referidos, y doce
más que le dió, y habiendo practicado así, de cierta dis-
tancia, principiaron los enemigos el fuego a cosa de las
siete, y media de la misma mañana, y continuando aun
a las nueve, reforzó con seis hombres, y con el desengaño
de conseguir su intento, por la fuerte resistencia que
opuso dicho Archeberroa, se retiraron los enemigos de
ambos puestos a la referida hora de las doce del día, sin
que hubiese habido de nuestra parte desgracia alguna
ignorando si le hubo de la del enemigo, porque en su re-
tirada los cubría un montecillo. El referido capitán
a luego que principió el fuego, observando que entre el
puesto que ocupaba, y las Reales Fabricas de Eugui distante
desde aquel dos horas de camino, había de 120 a 130
enemigos, tuvo por oportuno poner en noticia del co-
mandante de aquellas Don Bernardo Perez de Laza-
rraga Mozun, para que tomase por aquella parte
27
las medidas conducentes, como efectivamente destacó
porción de granaderos del Regimiento Provincial de
Abila, y aunque también mandó disponer a los Cazado-
res, no se verificó su salida, por haber despachado se-
gundo aviso de haberse retirado los enemigos, y con
esta seguridad dispuso también la suya el referido capi-
tán.
28………… En ese mismo día, subió el alcalde como jefe prin-
cipal con 400 paisanos de diferentes compañías con
sus correspondientes oficiales, mediante la noticia que
tuvo de haber arrollado, y cogido los enemigos entre
dos fuegos, al expresado capitán Mayora Iturralde
y su gente que no salió cierta,, y habiendo llegado después
que se desvaneció la refriega ya expresada, pero al
mismo tiempo que una porción de franceses bajaban
por el lado de Arguinzu para Alduide, con porción
de yeguas de vecinos de este Valle, se les persiguió, bien
que por la precipitada fuga que hicieron abandonando
aquellas, no se les pudo dar alcance, y el 30 al ano-
checer, recogiéndolas, se retiraron a sus casas dejando
reforzados aquellos puestos con cien hombres al cargo
de los tenientes de 3ª, y 6ª compañía, el citado Don
Fermin de Archeverroa, y Don Serafin de Santeste-
van. Y habiendo recibido aquella noche aviso de
28
que los Aldudeanos, y Baigorrianos intentaban ata-
N.28 car el lugar de Errazu, en número de dos mil (O)
(O) concurrieron las compañías, 1ª, 2ª, y mitad de la Quinta
con sus respectivos capitanes, y oficiales, y porción de
paisanos extra de los alistados en ellas, con el Regi-
miento Provincial de Burgos, a ocupar las avanza-
das, y puestos más precisos, y todo el resto del Valle
se mantuvo en armas en Elizondo, como uno de los
puntos señalados para la reunión, y el más propor-
cionado para acudir a los que exigiese la necesidad,
hasta que desvanecido el rumor de ataque, se retira-
ron a sus respectivos destinos.
29………… El día 7 de Mayo estando con 21 hombres
de su compañía en la avanzada de Azaldegui el in-
sinuado Don Fermin de Archeberroa, observó que
por la parte de Arguinzu bajaba una crecida tropa
de soldados enemigos, con un oficial delante formados
en batalla, y haciendo evoluciones de trecho
a trecho, y previendo que según su dirección iban a atacarle
dispuso que su gente al aproximarse el enemigo a
cierta distancia desde donde acostumbraba en otras
ocasiones hacer fuego, se auxiliase de unas peñas
29
que sirven de parapeto: Caminaban pues a paso
vivo a guarecerse tras un montecito para no ser
ofendidos del fuego que se les hiciese por nuestra parte, pe-
ro al mismo tiempo conociendo ese designio, destacó
cuatro hombres al bosque que había a la derecha de
su posición, con dos objetos; el uno, con el de impedir el
que entrando por dicho bosque parte de los enemigos,
le cogiese la espalda, poniéndole entre dos fuegos
por tener gente suficiente para ello, y proporción
para hacerlo, sin ser visto de nuestra parte; y el
otro, para que en el caso de que consiguiese el auxiliar-
se del montecito referido, pudiesen hacerles fuego
por el costado resguardados de los troncos de árboles, cuyo
movimiento observado por el enemigo, y sin
duda penetrando la idea, retrocedió a una altura
que dejó a la espalda, y desde ella destacó alguna gen-
te al encuentro de los cuatro hombres que despachó
dicho Archeverroa, con quienes habiendo trabado un fue-
go bastante vivo, les obligaron estos a retroceder a su
principal cuerpo, desde donde hicieron varias descargas
y correspondiéndoles, se retiraron a su cuartel de Auzo-
berri, situado en las inmediaciones de los minerales
de las Reales Fabricas de Eugui. Dicho Archeberroa
30
hace particular elogio de la serenidad, y valor que
en esta ocasión manifestó toda la gente de su cargo, y en
especial su cabo Santiago de Elizalde, Juan Martin
de Garaycoechea, Manuel de Lastiri, y Juan de Dolaga-
ray, que fueron los cuatro que con la mayor bizarría
entraron en el bosque, sufriendo descargas enteras de
los enemigos, y avanzando siempre con desprecio de su fue-
go al mismo tiempo que de su parte correspondían a él
con viveza.
30………… El día 9 de dicho mes de Mayo dirigió una orden
el Alcalde, como Jefe principal, y de acuerdo con el co-
mandante General el Excelentísimo Señor Don Juan Gil, que aca-
baba de llegar de la villa de Vera, a Don Juan Bautista
Mayora Iturralde, Capitán de dicha 6ª Compañía que
estaba de fatiga con 90 individuos de su mando en el
punto de Arguibel, para que incitase al enemigo apos-
tado en el cuartel de Verderiz , y Veladon, por este lado
con tiroteo falso, a fin de reconocer, y hacerse cargo
por el extremo de Verderiz, dicho Señor Excelentísimo Coman-
dante, de la posición, y circunstancias del enemigo
por ser este su cuartel principal: En consecuencia
con 50 hombres se presentó al frente de sus avanza-
das, y rompió fuego que duró como por espacio de dos
horas, correspondiendo a él los enemigos con actividad
31
a cuyo tiempo habiéndole comunicado la guardia
avanzada de Azaldegui que subían aquellos como en
número de cien, a tomar la altura de Arguinzu, se
retiró a su punto de Arguibel, dejando de avanzada dieciocho
hombres con las órdenes que tenían : En esa ocasión
le pasó la mano una bala a Juan Miguel de Esain
individuo de su compañía. El propio día a la una, y
media de la tarde llegaron a dicho punto 50 voluntarios
de Aragón con orden de mantenerse ocultos,o atacar
según exigiesen las circunstancias, y a poco rato se
recibió la del comandante General para atacar. De-
terminó dicho Mayora bajar con parte de su gente para
auxiliarlos en caso de necesitar, y a mitad de camino
habiéndole avisado las centinelas, que una compañía
enemiga subía hacia Azaldegui, volvió a su punto de
Arguibel, dándoles algunos prácticos a tomar las me-
didas necesarias en caso de que le atacasen, como se
verificó: De acuerdo con su compañero Don Juan
Bautista de Echeverria, y Jauregui, capitán de la 4ª
Compañía , mandó a la guardia avanzada de seis hom-
bres de dicho paraje de Azaldegui, que conforme avanzase
el enemigo, fuese retirando a las peñas de Alba, a don-
de les envió un refuerzo de siete hombres , y resolvió
esperarles en el centro con 16, resguardados en un
32
terrón que sobresalía oportunamente en cuya posición
habiéndose acercado el enemigo a poco más de cien
pasos, mandó hacer fuego, y correspondido por el ene-
migo a pocas descargas, se retiró éste a una acequia
que los cubría, en donde quiso hacerse fuerte, pero estando
descubiertos a la gente nuestra que estaba apostada en
Alba, se retiraron precipitadamente a la altura in-
mediata a Azaldegui, y desde ella a su cuartel de So-
troenea. Duró la acción cinco horas, y en ella fue muerto
Tomas de Argain individuo de la 4ª Compañía.
Durante aquella se tuvo por conveniente el que se retirase
el capitán de la misma Don Juan Bautista Echeverria
y Jauregui con 10 hombres, a observar los movimientos
del enemigo, por el lado de Veladon, y Verderiz para
tomar las medidas conducentes en caso de comunicar
algún aviso las centinelas, por haberse alejado, y a los
enemigos, aunque no dejaban de hacer fuego: A poco
rato que se retiraron los enemigos de la derecha o lado
de Azaldegui, viendo también que lo hacían los Volun-
tarios de Aragón que estaban a la izquierda, y me-
diante el aviso que se le comunicó de que por aquella
parte cargaba mucha gente, como efectivamente sucedió
pues a luego que desampararon su posición los vo-
luntarios de Aragón, subieron a ocuparla más de
33
quinientos franceses, mandó retirar el expresado Señor
Comandante General que se hallaba al extremo opuesto
de Basagar, frente de Berderiz, y lo hicieron recogiendo
el muerto, ollas, y cartuchos, al paraje de Urballoa, en
donde se mantuvieron hasta el anochecer, en cuyo tiempo
bajaron a Baylegui, a donde llegaron de refuerzo trein-
ta Voluntarios de Aragón. El citado capitán Don Juan
Bautista de Mayora encarece mucho el valor con que se
portó toda la gente, pero que le merecieron particular
recomendación Manuel de Garbalena, Nicolás de
Landa, y Juan Fermin de Gamio, cabos e individuo
de su compañía.
31………… La mañana del día 20 de Mayo, estando de
guardia una parte de la 2ª compañía en el puesto
de Basagar al mando del subteniente de la misma
Don Juan Martin de Echenique Latadi, fue a hacer la
descubierta acostumbrada con una niebla densa hacia
el collado de Berderiz en donde tenían los enemigos
su cuartel Principal con varias trincheras, y reductos
y no advirtiendo movimiento alguno ni señal de que
hubiese gente, se persuadió a que lo habrían abandonado
los enemigos la noche antecedente, por lo que determinó
aproximarse con el cuidado, y precaución posible para
certificarse de la novedad., y ejecutado, halló quemado
34
todo por los mismos, en cuya vista bajó hasta las pri-
meras casas de los Alduides, en donde le informaron
haberse retirado abandonando todos los puestos, y el
mismo pueblo las tropas nacionales, al lugar de
Baygorri, y San Juan de Pie de Puerto, a resultas de ese
acontecimiento se declaró dicho pueblo por España, y
por consiguiente redundó al Valle la ventaja de mino-
rársele la penosa fatiga que sufría en la dilatada ex-
tensión de esa línea reduciéndose desde entonces a cu-
brir los puntos de Istauz, Bagazaldeico-Arria, y Urriz-
caco Vizcarra, correspondientes a la parte de la Banca.
32 ………… Consecutivamente se procedió a la reedificación del
cuartel que abandonaron en Verderiz los franceses, ocu-
pándole con tres compañías, las dos de Granaderos de
Leon, y Toledo, y la 3ª de Cazadores del último
que se destinaron para su defensa, y auxilio del citado
pueblo de Alduide, dándose la mano con los paisanos
avanzados, que de varias compañías de este Valle, ha-
cían la fatiga en el punto de Bazaldegui o Bagazal-
deico Arria.
33 ………… El día 2 de Junio por orden del Señor Don Francisco
Javier Castaños, Coronel del Regimiento de Africa,
mediante la que a éste le comunicó el excelentísimo señor
Capitán General del Ejercito, para que al día siguiente
35
pasase con todas las tropas que se hallaban en este Valle
al lugar de los Alduides, llevando cuantas municiones
fuese posibles aprontó el alcalde Don Juan Bautista de
Echeberria más de cincuenta acémilas, con sus corres-
pondientes hombres, y en virtud de la verbal que
el mismo día le dió pasadas de sesenta, extra de
aquellas, por no haber ninguna de brigada las que
con la tropa que estaba a sus órdenes, fueron al expresa-
do lugar de los Alduides a encontrar al Teniente
General el Señor Don Juan Gil, que allí estaba con la
demás tropa destinada para la expedición que la
tarde del día 3 se efectuó contra el campamento
que tenían los enemigos en la Banca, y habiendo
mandado S. E. siguiesen todas las acémilas de este
Valle, y las que habían llegado de Burguete a las tropas
que formaban la columna del Centro, mandadas por
el conde de Valde el Aguila, Coronel del Regimiento
Provincial de Avila, en la retirada que hizo este Coronel
perseguido por los enemigos, se perdieron varias caba-
N, 32 llerías, cargadas con municiones de guerra, y entre ellas
(P) veinte, y tres de este Valle, haciendo prisioneros a doce
vecinos del mismo de los que el mayor numero fue-
N.33 ron conduciéndolas.
(Q) 33 ………… El mismo día 3 de Junio en virtud de la
36
carta que con orden del excelentísimo señor Don Juan Gil escribió
con fecha del día anterior el comandante del punto de Ber-
deriz Don Francisco Amaya al teniente de alcalde Don Mar-
tin Josef de Echenique (Q) no solamente se aprontaron
los trescientos paisanos que solicitaba, que sino que pasaron
en quinientos los que armados con sus dos Jefes principa-
les, y respectiva oficialidad cubrieron los días tres, y cuatro
los puntos de Ystauz, y Arrigorri extendiéndose hasta
el de Elorrieta,que domina por ese lado a la Banca, mien-
tras en ésta practicaba la expedición proyectada su
excelentísima ,y observando a cosa de la una de la tarde de dicho día
que los franceses en un número de unos trescientos bajaban
por el punto de Arrizorroz, que está al costado derecho
del de Yzpegui (confinando por el extremo que mira
a la Banca, con el referido Elorrieta ) con dirección
recta a las avanzadas del cuartel de San Gregorio, y
su punto superior de Basar, término del lugar
de Errazu, salieron a contenerlos al encuentro en
número de doscientos, y cincuenta con sus dos jefes
principales, y los capitanes de la Segunda, Don Miguel
de Gamio Yrigoyen; Sexta Don Juan Bautista Mayora
Iturralde, y de la Octava Don Juaquin Josef de Aldecoa
y los tenientes de la Tercera, y Sexta Don Fermin de
Archeberroa, y Don Serafin de Santestevan, y subteniente
37
de la Quinta Don Jayme de Larrechea, y después de
haber trabado, y sostenido un fuego tenaz por espacio
de dos horas, le cortaron al enemigo su dirección
obligándole a retirarse precipitadamente al citado
punto de Arrizorroz, con pérdida de seis hombres
y porción de heridos que se les vió recoger sin haber ocurri-
do de nuestra parte desgracia alguna.
34 ………… El mismo día cuatro de Junio con noticia
que comunicaron los veinte paisanos de la Primera
compañía que hacían la guardia en el punto de Min-
durain, costado izquierdo del pueblo de Errazu, y pun-
to preciso para observar los movimientos de los enemi-
gos situados en el de Yzpegui, y sus accesorios, de intro-
ducirse aquellos en crecido número por el collado de
Ariete, acudió prontamente a su socorro todo el resto
de la compañía con Don Josef Juaquin Gaston, tercer
jefe principal, y capitán, y subalterno de la mis-
ma Don Miguel Fernando Dutari Yrigoyen; Don Manuel
Francisco Yrigoyen, y Don Juan Anselmo de Landabere, y
trabaron un vivo fuego que duro pasadas de tres horas
obligándolos sin embargo de su inferioridad, a retirarse
sin más perdida que la de un paisano, que lo cogieron
por haberse avanzado demasiado, pero a breve rato de
descanso con socorro que recibieron, volvieron a cargar
38
los enemigos sobre dichos paisanos, que sin más resguardo
que el que facilitaban unas malas tapias, resistieron
al vivo fuego de aquellos, que hacían desde el bosque
dominante, sostenidos de un crecido número de tropas
que ocupaban su costado izquierdo, hasta que observan-
do el señor coronel comandante Don Diego Tordesillas desde
su cuartel de San Gregorio que dista más de dos horas de
camino, despachó al socorro dos compañías del Regimiento
Provincial de su cargo al mando del capitán Conde de
Echauz, que llegó con la mayor celeridad venciendo di-
ficultades por barrancos, y cuestas, y reunidos con la
referida compañía de paisanos, hicieron un fuego tan
fuerte que obligaron a retirarse al enemigo a sus al-
turas, y al anochecer habiendo llegado otro refuerzo de
dos compañías al mando del capitán Don Maximo
Barona, volvieron a acometerlo en sus mismas posi-
ciones, consiguiendo arrojarlo de ellas con pérdida
de algunos hombres, y varios heridos que se advirtió
llevaban, dejando en el barranco un sable de oficial
y les impidió el batirlos hasta su mismo alojamiento
del barrio de Urdoz, al ser ya de noche, y varios
de la tropa, y paisanos al regreso a su cuartel de
San Gregorio, y lugar, se estropearon por la oscuridad
39
de la noche, y escabroso del tránsito, que en la mayor
parte se compone de barrancos, y desfiladeros: En
ese lance no hubo desgracia alguna de nuestra parte
y se dejó la guardia de los paisanos reforzada con
otros veinte más: Hacen sus jefes particular elogio
del mérito que contrajeran dichos capitanes Conde de Echauz
y don Maximo Barona, como también de la constancia, y va-
lor que manifestó toda la gente que concurrió a la acción
pero especialmente el paisanaje que con un crecido nú-
mero de enemigos sostuvo el fuego más empeñado, hasta
dar lugar a que llegasen los socorros en un tránsito tan
dilatado, y penoso.
35 ………… El día 6 del propio mes de Junio, valiéndose
de su posición ventajosa, y en número de más de 3.000
atacaron los enemigos por el centro, y costados derecho e
izquierdo al lugar de Errazu, sin duda con designio
de saquear y quemarlo, y aunque al fuego vivísimo de
fusilería, y pedreros, opusieron la más fuerte resistencia
el Regimiento Provincial de Burgos, y las compañías
Primera, Segunda, y mitad de la Quinta de paisanos
al mando de sus capitanes Don Miguel Fernando de
Dutari Yrigoyen, Don Miguel de Gamio, y Don Juan Bau-
tista Mayora Guillenea, desde las doce del día hasta
las cuatro de su tarde, para evitar el que fuesen
40
cortados por el enemigo, que bajaba por diferentes
puntos, y sendas, se vieron en la precisión de abandonar
sus respectivos puntos, y trincheras que ocupaban en el
centro, y costado derecho retirándose a las inmediaciones
del pueblo, para proporcionar su defensa, a cuyo tiempo
cuarenta paisanos de la citada Primera compañía
que cubrían el costado izquierdo del pueblo y, punto
de Mindurain al mando de su subteniente actual ca-
pitán de la misma Don Juan Anselmo de Landabere
sostuvieron con el mayor tesón el vivo fuego que por
espacio de tres horas hicieron los enemigos en número de
más de trescientos, sostenidos de un cuerpo de reserva, y
con la ventaja de ocupar las alturas dominantes, has-
ta que viendo que por el centro, y costado derecho bajaron
los enemigos hasta la proximidad del pueblo, y retirán-
dose a la entrada de este, la tropa, y paisanos, y consi-
derando que por lo mismo no podía prometerse socorro
alguno, creyó el citado Landabere no debía aven-
turar más la acción, con la resistencia, mayormente
pudiendo ser cortado fácilmente, y después de dos he-
ridos, el uno gravemente, determinó su retirada, y la
ejecutó con el mejor orden, y unión, aunque con la ace-
leración posible, por barrancos , y desfiladeros a causa
de que le seguían crecido número de enemigos por
diferentes partes, y habiendo bajado al pueblo al pro-
pio tiempo que llegaban a él de refuerzo la columna de
41
Granaderos Provinciales de Castilla, y el Tercer bata-
llón de Africa, reunidos con estos, y con dicho regimiento
Provincial de Burgos, y las dos compañías, y media de
paisanos , volvieron a hacer frente con el mayor denue-
do al enemigo, y le obligaron a retirar con una confusión
y precipitación, que mas pareció fuga, haciéndole en la
retirada un teniente prisionero, y matándole tres hom-
bres, entre ellos uno de sus comandantes, con porción de
heridos, sin que de nuestra parte hubiese habido en
esta acción más desgracia que la de un paisano muerto
y dos de dicho Regimiento de Burgos, y algunos heridos del
mismo: No se pudo continuar el alcance hasta su mis-
mo campamento, por haber entrado la noche, y en ella
se ocuparon por nuestra parte todas las trincheras, y
posiciones que por la tarde se abandonaron.
36 ………… A luego de concluida esta acción estando de
retirada la gente que fue al anochecer concurrieron al
citado pueblo el batallón Nº 1 de Voluntarios Nacionales
de este Reyno, con su primer capitán Don Luis de Gainza
y 600 paisanos de las restantes cinco compañías, y media
del Valle, y algunos otros naturales del mismo que se
agregaron a las órdenes de sus jefes principales, capitanes
y subalternos, con noticia del ataque de los enemigos
y se mantuvieron toda la noche en él, y teniendo conside-
ración a lo mucho que incomodaban desde su cuartel
de Yzpegui por las ventajas que les facilitaba su
42
situación, y facilidad de descubrir, y observar nuestros
movimientos, y fuerzas, se resolvió atacarlos la mañana
siguiente en su mismo campamento, y apoderarse de él:
Efectivamente se verificó el pensamiento haciendo la sa-
lida en tres divisiones: Por el centro se dirigían el Regi-
miento Provincial de Burgos, y la columna de Granade-
ros Provinciales de Castilla a las órdenes del Señor Coronel
Don Diego Tordesillas: Por el costado derecho el 3º batallón
de Africa, y el 1º de Voluntarios Nacionales de este Reyno:
Y por el izquierdo, que es el camino más penoso, y largo
como más prácticos en él, el batallón de paisanos de
este Valle, con algunos individuos más del mismo, que en
todo compondrían el número de más de 800, al paso que
se iba aproximándose al campamento, no sintiendo
ruido ni viendo gente, se juzgó que el enemigo habría abando-
nado la noche antecedente, persuadiéndose a que se le
seguía en el alcance, según el denuedo , y ardimiento con
que se emprendió a pesar de lo muy fatigado que se halla-
ba la gente, y efectivamente nos hicimos dueños de él
sin haber encontrado persona alguna, cogiendo parte
de las tiendas de campaña, dos cañones violentos, cuatro
pedreros, y un almacén de pólvora, balas, y municiones
y desde entonces se halla por nuestra parte el importan-
te punto de Yzpegui, y sus adherentes.
37………… El 1 de Julio sorprendieron, y desalojaron
los enemigos a la tropa que guarnecía las alturas de
43
Yzpegui, y sus dos extremos, llevando prisioneros hasta
el número de 87 granaderos del Ejército, y 4 oficiales
compreso el comandante del puesto el coronel Don
Thomas Laustaunau, Capitán de Granaderos de Regi-
miento de Asturias, con cuya noticia acudió inmedia-
tamente con las restantes tropas el coronel comandan-
te de armas don Gaspar de Cagigal, teniente coronel
del mismo, llevando seis paisanos de Errazu por guías
y destinado los restantes al costado izquierdo, y observan-
do desde el puesto de Unchide Mendi, que el campamento
estaba ardiendo, y juzgando que los enemigos le abando-
naron, para asegurarse de ello a causa de que no se podía
discernir, por una densa niebla, destacó a dichos seis
paisanos, que habiéndose acercado a él, sufrieron la
descarga que hicieron algunos de aquellos al tiempo
de hacer su retirada a Baygorri, con cuya seguridad
subió dicho Cajigal a ocupar el expresado campamento
y los demás puntos abandonados aquella mañana: Ese
mismo día con noticia de la novedad partió el alcalde
del Valle con 400 paisanos, y su correspondiente oficialidad
a su socorro, y asegurándose del suceso en el lugar de
Arizcun , y de haberse recobrado por nuestra parte
de las posiciones pérdidas, dejando su gente en él, pasó
en persona al citado campamento, a concararse
con dicho comandante, y a ofrecer su persona con toda aquella
a su disposición, y en su vista, dispuso que reforzándose
44
con 200 paisanos los puntos de Bazaldegui, e Ystauz
se retiraron los demás a sus respectivos pueblos, con
prevención de estar prontos al primer aviso.
38 ………… Desde ese día se estableció una guardia de
30 paisanos, de la 1ª,2ª, y la 5ª compañía en el punto de
Larzabal, y se mantuvieron en él hasta que fueron
relevados por una compañía de los Voluntarios Naciona-
les de este Reyno, y 60 de los de Hubeda a mediados del
mes de Agosto, dándoles a estos para lo sucesivo cuatro
individuos de dicha 1ª Compañía, para servir de guías en
las descubiertas diarias.
39 ………… El día 19 de Agosto atacaron los enemigos en
crecido número los puntos de Arbastoy , y Larzabal que
existen inmediatos uno de otro, y cubrían dicha compañía
de Voluntarios Navarros, y los sesenta de la de Hubeda con
cuya noticia habiendo acudido a su socorro el coman-
dante de armas Don Gaspar de Cajigal, con su 2º
Batallón de Asturias, el Regimiento de Toledo, Granaderos
Provinciales de Castilla, el 2º Batallón de Voluntarios de
este Reyno con su comandante Don Beremundo Ra-
mirez de Arellano, algunas partidas de Voluntarios de
Aragon, y Cataluña,, y la referida 1ª Compañía de
paisanos los rechazaron con bastante perdidas , y sin
N.40 ninguna de nuestra parte.
(R) 40 ………… El 28 de Septiembre último pasó un oficio el
45
señor Brigadier comandante de armas de Errazu
Don Frey Antonio de Filangieri a Don Jose Juaquin
Gaston, y éste al alcalde, en el que insertando otro del
excelentísimo señor Don Ventura Caro prevenía que toda la
gente de armas del Valle, estuviese prompta para cuan-
do fuese necesario (R), y en consecuencia habiéndose
armado con la mayor promptitud todo el vecindario
recibió dicho alcalde otro oficio del excelentísimo señor General
N.40 Don Francisco de Horcasitas su fecha en Arizcun a la una
(S) de la mañana del día 29 del mismo, en que le ordena-
ba (S) que luego que recibiese, se presentase con su
teniente Don Martin Josef de Echenique, a tratar de
un asunto de consideración, y que exigía toda re-
serva, y ejecutándolo sin perder instante, se redujo a
tratar sobre la ejecución del plan de ataque que se
tenía proyectado contra el pueblo de Baygorri, por ser
el más obstinado, y adicto al sistema del actual gobier-
no de Francia, y el que más insultaba a este Valle
quemando porción de bordas de vecinos de Errazu
y conformado en verificarlo aquel, a la madrugada
del día siguiente 30, llevando la vanguardia, el
Batallón nº 2 de Voluntarios de este Reyno, y el de
paisanos de este Valle compuesto de 8 compañías
concurrieron con sus comandante, jefes principales
y respectiva oficialidad al lugar de Errazu, a las
doce de la noche del citado día 29 pero no se
46
pudo efectuar la expedición por la lluvia que
sobrevino, por cuya razón la mañana inmediata
se retiraron a sus respectivos destinos.
41 ………… La mañana del día 11 de Octubre el brigadier,
comandante de Errazu Don Frey Antonio de Filangieri
luego que tuvo aviso de haber principiado fuego por nues-
tras tropas de Alduide, y puntos de Berderiz en la Ban-
ca, acudió al collado de Elorrieta con la tropa de su mando
y la primera compañía de paisanos del Valle a las órdenes de Don
Josef Juaquin Gaston, 3º Jefe, y el capitán actual de la
misma Don Anselmo de Landabere., y habiendo ejecutado
lo propio el teniente coronel Don Antonio Maria
Pereyra, comandante del Regimiento de Africa, y del puesto
de Yzpegui dejándose caer con su tropa a las alturas que
cubre al pueblo de Baygorri, encargó el citado Filangie-
ri a Don Antonio Ortigoni, su ayudante , y el expresado
Landabere, que con una porción de paisanos fuesen
a incendiar varias casas, y bordas que había en dos
regatas, destinando a los restantes a la parte donde se
hallaba dicho Pereyra, para el propio efecto, mientras
ejecutaban igual diligencia las tropas, y paisanaje
que se introdujeron por los Alduides, y punto de Ver-
deriz, y efectivamente se portaron con tal actividad, y
resolución, que en el discurso de menos de tres horas
quedaron arruinadas, y quemadas solamente por la
de Elorrieta hasta la proximidad del mismo Baygorri
47
más de 60 edificios, la mayor parte de ellos por el
paisanaje que se avanzó con su natural intrepidez
y agilidad, hasta la misma profundidad de las regatas
y hoyadas en que existían las casas.
42 ………… Habiendo dispuesto el Teniente General Don
Juan Gil atacar a los baigorrianos, que sostenidos
por 2.000 hombres de tropa reglada, y como daban
a este Valle, por la parte de la Banca, ordenó que 200
individuos de las 8 compañías de él, pasasen la
noche del 20 de Noviembre a cubrir el punto de
Ystauz, como lo hicieron a las ordenes de Don Martin
Josef Echenique segundo jefe, y los correspondientes
oficiales de las compañías, y la mañana del 21 habien-
do atacado por la parte de Alduide el teniente co-
ronel Don Pedro Gayoso, con las tropas de su cargo entró
por la parte de Elorrieta el brigadier Don Antonio Filan-
gieri con 500 hombres de tropa de diferentes cuerpos
y 115 paisanos armados de la Primera Compañía
y otras de este Valle, a las órdenes de los referidos Don Josef
Juaquin Gaston, y Don Juan Anselmo de Landavere
y el subteniente , y sargento primero de la misma
Don Juan Martin de Arozarena,, y Don Juan Thomas
de Echenique, a quien se agregó el teniente Coronel
Don Diego Maria Pereyra que mandaba en Yzpegui
con doscientos de los suyos, y quedando todas las tropas de re-
serva, cubiertos de la cresta de un monte a medio
48
cuarto de hora de distancia, avanzaron dichos pai-
sanos con 40 soldados del Regimiento de Toledo
a las órdenes de su teniente, Don Felipe Guzman, y 20
Voluntarios del 2º Batallón de Navarra, a las de su
teniente Don F. Perez a descubrir terreno, habién-
dose encontrado con dos compañías de Granaderos de
Cambresi, que estaban apostados, y guarecidos de las peñas
de una altura que cae hacia el pueblo de Baygorri en la
comprensión del mismo término o monte de Elorrieta,
les hicieron éstas de improviso una descarga general
que les obligaron a retroceder para auxiliarse de unas
peñas, y arboles que había a corta distancia, desde donde
adquirido el conocimiento necesario de la fuerza, y nú-
mero que componía el enemigo, no sólo correspondieron
a su fuego, sino que despreciando éste, avanzaron con la
mayor intrepidez, consiguiendo ponerlos en precipitada
fuga, haciéndoles tres prisioneros, y según relación de es-
tos, tuvieron un muerto, y diferentes heridos que llevaron
consigo, y con el auxilio de las compañías de Granaderos
Provinciales de Castilla, Regimiento del Rey, y restante
de Toledo, con porción del de Africa que guarnecían las
alturas de la espalda en los términos insinuados, y se
presentaron en sus eminencias, y a la vista del enemigo
al mismo tiempo de haber rompido el fuego los primeros,
siguieron el alcance, obligándole a pasar el rio
que atraviesa a la entrada del mismo pueblo de Baygorri,
49
con tal temor que derribaron el puente para no
ser seguidos, y a pesar de esta precaución segura-
mente venciendo cualesquiera dificultades hubiera
avanzado la gente al mismo cuerpo de la población,
a no haber contenido, y sujetándose su intrepidez, y
ardimiento a la señal de retirada que se hizo: En
ese lance se quemaron crecido número de bordas
y casas de los baigorrianos, muchas de ellas llenas de
heno, granos , y otros efectos, y no es ésta sola la fun-
ción en que han acreditado su valor, y bizarro espí-
ritu los naturales de este Valle, sino que lo han eje-
cutado en cuantas han ocurrido por esta parte que en
todas se han hallado, sin que en ninguna ac-
ción hayan perdido un palmo de su terreno sin que
pueda obstar a esta verdad el no haberse hecho par-
ticular mención en las gacetas públicas, pues sobre ser
constante que ha consistido en el descuido de no habér-
seles presentado a los excelentísimos señores generales los
correspondientes partes, vive seguro el Valle que su
notoria justificación e integridad le proporcionará
el testimonio correspondiente que acredite esa ver-
dad, y el particular mérito que ha contraído a las
edades venideras.
43 ………. El número de individuos del Valle
50
que se han empleado en la fatiga diaria
en los diferentes puntos de su frontera, no ha bajado
de 140 a excepción de algunas temporadas de
crítica estación de siembras, y labores mayores, en
que con conocimiento del grave perjuicio, tuvo a bien de
minorarlo la acreditada prudencia, y consideración
del excelentísimo señor Don Juan Gil, general de esta fron-
tera, ocupándose en las restantes labores, y trabajos
que exigían menos resistencia las mujeres para faci-
litar el que los hombres pudiesen concurrir a un ser-
vicio tan importante, aumentándose el numero de los
que prestan a proporción de la necesidad, y circunstan-
cias, como se verificó en los meses de Enero, y Febrero
último (T) que a solicitud de su excelencia, y por la im-
posibilidad de subsistir la tropa por su fatal disposición
para resistir al intemperie las eminencias de la
frontera, cubrieron, e hicieron el servicio en el punto
de Yzpegui , y sus adherentes, los individuos del Valle
en número de 264 diariamente con su correspondiente
oficialidad, relevándose de cuatro en cuatro días con
igual número, sin comprender para esa fatiga el
crecido que de los mismos naturales se emplean en hos-
pitales, conducción de enfermos, bagajes, apronto de
leña, y carbón, y otros ramos indispensables a la sub-
51
sistencia de esta parte de ejército, habiéndose redu-
cido desde el día 2 del corriente aquel número al
de 100 individuos por el socorro de 1.766 naturales
del Reyno, que el conocido celo de la misma diputación
de él, ha facilitado para su alivio, y mejor defensa.
44 ………… Con el deseo de no hacer difuso este manifiesto,
escusa el Valle de referir las muchas salidas genera-
les o comunes que todas las personas aptas para el
manejo de las armas han hecho de día, y noche a los
puntos más distantes, y peligrosos, tanto por impulso de
su propio celo con algún recelo de invasión, cuanto
en virtud de oficios, y órdenes verbales de los respectivos
excelentísimos generales, y comandantes, no debiendo omitir
que en todos estos lances, y en la fatiga diaria que han
prestados los paisanos, han ocurrido a su manutención
a expensas de los fondos comunes, tomando por su insu-
ficiencia para sufragar gastos tan crecidos, dinero a
interés que lo expendió hasta el día 2 del corriente, excede
a la suma de 13.000 pesos fuertes sin contar lo res-
pectivo a la manutención de los señores oficiales que
ha costeado, y costea cada uno de sus intereses.
N.45 45 ………… Conduce también a manifestar el mérito de los
(V) servicios, y fatiga de los naturales de este Valle, y el
montamiento de los prejuicios que han sufrido en sus
52
intereses, sus vecinos, y moradores, que según una
razón exacta pasada al alcalde por los respectivos
regidores, hasta fin de Diciembre último, y designando
el valor de cada cosa, por un cómputo moderado asciende
a la suma de doscientos treinta, y seis mil doce reales
de a 17 cuartos como lo manifiesta el estado que acom-
paña (V).
46 ..………. Omite el Valle por ahora hacer mérito de las
incomodidades que han ocasionado las tropas, tanto en
sus tan frecuentes movimientos de un extremo a otro,
transitando por este Valle situado en el centro de la mis-
ma, como en los pueblos de su establecimiento, por la ne-
cesidad de facilitarles caballerías de bagaje, edificios
para alojamientos de los señores oficiales, establecimiento
de cuarteles, hospitales, y almacenes, desalojando a los
dueños propietarios , con el trastorno, y perjuicio que se de-
ja entender, y reserva el hacerlo a su tiempo para la
inteligencia de la Ilma Diputación de este Reyno, y
del público.
47 ………… Esto es en compendio o resumen, y sin des-
viarse en un ápice de la verdad, lo que ha parecido
proponer sobre el mérito, y servicio que han contrai-
do este Valle, y sus naturales en las presentes circunstan-
cias, y no puede desentenderse de añadir para su ma-
yor realce, y en honor de aquella, que habiendo sido
53
como es notorio los meses de Marzo, Abril , y Mayo muy
crudos, por la mucha agua, nieve, y granizo que cayó
en todo ese tiempo, hicieron la fatiga de día a la incle-
mencia en los respectivos puntos por no haber abrigo algu-
no, y de noches, retirándose a unas malas bordas, que
lloviendo medianamente penetraba, cuyo hecho comprueba
que en sanidad, robustez, y resistencia ninguno iguala a
los naturales de este Valle, y Reyno, que igual suerte
han experimentado en los penosos destinos que les ha cabido
durante la campaña, con admiración de los cuerpos mi-
litares, que únicamente a la fuerza de semejantes pruebas
y de la experiencia, conocen, y confiesan esa verdad.
Yrurita 3 de Marzo de 1794: Juan Bautista
de Echeverria, y Latadi:
54 (En blanco)
55
Documentos a que hace referencia el manifies-
to antecedente.

N. 3
Carta del Exmo
Sr.Virrey Conde
de Colomera Habiendo conferido el mando militar de
de esa frontera al Coronel Don Josef de Sentmanat
Teniente Coronel del Regimiento de Infantería de
la Corona, sale hoy de esta plaza con un destacamento
de tropa, para dirigirse a la villa de Vera, donde
debe situarse por ahora; y lo prevengo a Vd para
que desde luego esté a la orden de dicho Coronel con
la gente armada que hay en los pueblos de ese valle
para emplearla conforme lo considere necesario
a la defensa del País y al mejor servicio del Rey.
Dios guarde a Vd. muchos años Pamplona 17 de
Octubre de 1792 = El Conde de Colomera = Sr. Don
Juan Bauptista de Echeverria, Alcalde del Valle de
Baztan =

N. 5
(B)
Auto de resolu-
ción del Valle de 4 de
Nov, del 1792
En el lugar de Elizondo, y dentro de la Casa
y Sala de Ayuntamiento de este Noble Valle, y Universidad
de Baztan a cuatro de Noviembre del año de
mil setecientos noventa y dos = Ante mi el escribano real
y del Ayuntamiento, y en presencia de los testigos que
abajo serán nombrados, se juntaron, y congregaron
como lo tienen de uso y costumbre para tratar
56
y resolver, y determinar los casos y negocios tocantes
y pertenecientes al buen gobierno de este Valle, los Se-
ñores Alcalde y Jurados Regidores de los catorce lu-
gares de que se compone, que nombradamente son el señor
Don Juan Bauptista de Echeverria, Alcalde, Juez y Capi-
tán a Guerra de toda su jurisdicción: Don Santhiago
de Yriarte Jurado del lugar de Garzain; Juan Tho-
mas de Latadi, Jurado del lugar de Oronoz; Don Ma-
nuel Francisco de Yrigoyen y Larrea, Jurado del de Erra-
zu ; Manuel Thomas de Yriarte y Anchorena,
Jurado del de Arizcun; Martin Josef de Goyeneche
Jurado de este lugar de Elizondo ; Francisco de Gortari
Jurado del de Azpilcueta ; Juan Pedro de Elorga
Jurado del de Elvetea ; Jacinto de Archeberroa Ju-
rado del de Yrurita; Juan Martin de Yturriria
Jurado del de Lecaroz; Juan Bautista de Yñarrea
Jurado del de Almandoz; Juan de Echenique
y Gamio Jurado del de Ziga; Juan Bautista de Ma-
yora Jurado del de Arrayoz; Juan de Yriarte Ju
rado del de Berroeta; y Juan Pedro de Urrutia
Jurado del de Aniz; todos como va expresado
Alcalde, y Capitán a Guerra, y Jurados de este
Noble Valle, y también se hallaron presentes, y con-
gregados con ellos como segundos representantes de los
mencionados catorce lugares, nombrados por ellos
57
verbalmente, según relación de los mismos, y de los
referidos Jurados (de que yo el escribano doy fe) en las res-
pectivas Juntas de Vecinos y Concejo, que celebraron
el día primero del corriente. Con facultades amplias
para resolver, y determinar lo que mejor les pareciese
en los puntos que se tratasen en la presente, y entre
otros efectos para lo que se contendrá en este instrumento,
los señores como es por este lugar de Elizondo Don Juan
Martin de Larralde; por el de Almandoz Don Juan
Bauptista de Echeverria; por el de Ciga Don Juan Bauptista
de Mayora, y Yturralde; por el de Azpilcueta Don
Juan Bauptista de Mayora y Guillenea; por el de Ariz-
cun Don Juan de Suquilvide; por el de Yrurita Don
Thiburcio de Hualde; por el de Errazu Don Josef Jua-
quin Gaston; por el de Garzain Nicolas de Landa; por
el de Arrayoz Juan Pedro de Zaldarriaga; por el de
Lecaroz Jayme de Larrachea, por el de Elvetea
Juan Bautista de Zelayeta; por el de Aniz Juan Mar-
tin de Juanacorena; por el de Berroeta Don Martin
Miguel de Echeverria; y por el de Oronoz Josef Lean-
dro de Barberena; y estando juntos representando
a este Valle, y Universidad de Baztan, y sus expresados
catorce lugares, dicho Don Juan Bauptista de Echeberria
Alcalde propuso a todos que habiendo recibido
carta del Exmo Sr. Conde de Colomera, Virrey
y Capitán General de este Reyno de Navarra, con
58
fecha de diez y siete de Octubre último en que le previene
haber conferido el mando militar de la frontera al
Coronel Don Josef Sentmanat, ordenándole que esté promp-
to con la gente armada de este Valle, conforme lo con-
sidere necesario a la defensa del País, y mejor servicio del
Rey, participó a los enunciados catorce lugares por
cartas que les escribió a sus jurados, ordenándoles que
estos junto con una persona que cada uno de ellos nom-
brase en sus Juntas de Concejo, concurriesen hoy a esta
Sala de Ayuntamiento para conferenciar, y deliberar lo
que fuese necesario en el particular, concediéndoles
los dichos pueblos las facultades amplias para cuanto se
resuelva en esta junta: Enterados todos los señores otor-
gantes de la orden mencionada de su Exa., y consideran-
do conviene que desde luego se tomen las providencias
y precaupciones posibles, para que las turbulencias intesti-
nas que se padecen hace tiempo en Francia, no lleguen
a extenderse a este Valle, y Dominios de su Majes-
tad; por este instrumento y su tenor en la forma que
mejor hacerlo pueden, y deben representando como re-
presentan a este dicho Valle, y Universidad, después de
tratar, y conferenciar largamente, y con la madurez, y
reflexión que exige la importancia del asumpto, los
puntos que ha propuesto el enunciado Señor Alcalde
que preside esta junta, resuelve, y determinan
59
todos conformes. Que se arregle un Batallón entre
Vecinos y Habitantes del Valle, distribuido en ocho
compañías, siendo el Coronel de él el referido Señor
Alcalde, Teniente Coronel, su Teniente, y Sargento
Mayor el Sub-teniente, y a cada compañía sus
tres oficiales principales, como son Capitán, Teniente
y Alférez, siendo estos vecinos de los mismos lugares
de donde fuere la gente para su mayor conocimiento
de ella, y que sepan castellano para poder com-
prender las órdenes del Comandante, como y según
se ha acostumbrado en los tiempo anteriores a los del
día; y que se solicite aprobación del Exmo.Sr. Virrey
de este plan de Oficiales, expidiendo la patentes
correspondientes para cada uno. Que los expresados
señores Alcalde, Teniente, y Subteniente hagan
el arreglo de dicho batallón, y compañías, y el nombramiento de capitanes, y demás oficiales para ellas
entre la gente de todos los catorce lugares de este
Valles, en la forma que mejor les pareciere. Que en
atención a que muchas de las escopetas, que existen
entre los vecinos son de poco servicio, por viejas,
y gastadas, se soliciten fusiles de munición con
sus correspondientes bayonetas, espadas, o sables
60
cartucheras, pólvora y balas que sean necesarios
para el dicho batallón, y en caso de no conseguirse
se manden hacer de cuenta de los vecinos del Valle.
que en la misma forma, y de cuenta de los mismos
se haga compra de granos, haba, y demás comestibles
necesarios para las raciones de la gente que salga
a campaña, valiéndose por ahora para todo, de todo
el dinero que pueda aprontarse de los propios del Valle.
Que los dueños de las casas que por su avanzada edad,
achaques, o falta de dueño, o por otros motivos justos
no puedan hacer servicio personal, deban contribuir
con lo que parezca razonable para la manutención
y alivio de los que asistan en la campaña, median-
te a que estos harán el servicio a beneficio, se-
guridad, y utilidad de todo el común, y que será
de justicia el que paguen algo. Que en atención
a que no todos los que salgan a campaña tendrán
disposición para sufrir los gastos indispensables de su
manutención, y demás que por este motivo les han
de ocurrir, porque algunos serán Habitantes
y sin hacienda propia, y que en los demás son
pocos que puedan soportar dispendio de mayor
entidad, se solicite permiso del Real, y Supremo
61
Consejo de este Reyno, para que de los fondos del
Valle se pueda aliviar a los que salgan a la campa-
ña en lo que permitan sus existencias, después
de cumplir las cargas anuales ordinarias; y en
siguiente todos los señores otorgantes en el nom-
bre que representan, nombran a los señores Don
Juan Francisco de Yrigoyen, y Ursua, Coronel de los
Ejércitos de su Majestad, vecino del referido lugar
de Arrayoz, y dueño del palacio de Zubiria de él,
Don Juan Luis de Juaregui, vecino del citado lugar
de Garzain, y de la Ciudad de Pamplona, dueño
de la casa solariega denominada Andalorrea
de dicho pueblo, y Don Martin Josef de Echenique
Teniente de Alcalde actual de este Valle, hagan
y practiquen así en la expresada ciudad de Pam-
plona, como en las parte que convenga, todas las
diligencias conducentes, para que el Exmo Señor
Virrey apruebe el plan de Oficiales del Batallón
que se formase, expidiendo a su favor los patentes
correspondientes : Para que procedan a la solicitud
de los fusiles necesarios, con sus bayonetas, espadas,
o sables, cartucheras, pólvora, y balas, y en caso
62
de no conseguir las referidas cartucheras, mandar-
las hacer. Para que hagan compra, y acopio de gra-
nos, y comestibles que les pareciere para las raciones
de los que salgan a campaña. Para que puedan
ocurrir, y ocurran al Real Consejo pidiendo el
permiso, o permisos, y demás providencias que en los
particulares contenidos en este auto, y demás rela-
tivo al asumpto se ofrezcan, y necesiten, presentando
para ello todos los pedimentos, recursos, e instancias
que conduzcan, como también a cerca de lo demás rela-
cionado, los memoriales necesarios al Excmo Señor
Virrey, y Diputación de este Reyno a la insinuada
Ciudad de Pamplona, y en cualesquiera otras partes
que se requiera: y finalmente para que hagan
y ejecuten dichos Señores, o su mayor parte, todo
lo demás que conviniese para la defensa del Pais
y mejor servicio del Rey Nuestro Señor
verificación de la formación del Batallón
en la forma que se lleva resuelto, y habilita-
ción de las armas, y municiones de la gente
que contenga: Y respecto de que pueden aconte-
cer alguno, o algunos casos que necesiten tratar
63
y resolver por los señores otorgantes, y que
de cualquiera dilación que haya en juntarse
para el efecto pueden redundar perjuicios fuera
de ser embarazosas las convocaciones, por la dis-
persidad de este Valle, dan y confieren todo su
poder cumplido, cual se requiere, y es necesario a
los mencionados Señores Don Juan Bauptista de Eche-
verria Alcalde, Don Martin Josef de Echenique
Teniente, Don Juan Martin de Larralde, y Don
Thiburcio de Hualde, y Don Rafael Antonio
de Elizalde, vecino de este lugar, a todos juntos
y a su mayor parte, para que todo lo que en adelante
ocurriere tratarse, y resolverse a cerca de los puntos
relacionados, o otros inherentes al asumpto, ins-
truir, prevenir y providenciar lo puedan hacer
y hagan en nombre del Valle, y de los Señores otorgantes
que legítimamente le representan, y quieren y consienten
que lo resuelto, y determinado por los dichos cinco señores
Apoderados, o su mayor parte sirva y cause efecto
como si fuera hecho por todos los otorgantes, y que
los puntos, y cosas así resueltos, y determinados que necesiten
64
practicarse algunas diligencias fuera de este Valle, sean
y se entiendan comprendidos en el poder conferido a los
sobredichos señores Yrigoyen, Jauregui, y Echenique. Que
los que para todo lo expresado, cada cosa en particular, y
lo anexo, y dependiente se requieren, y necesitan los mismos
dan, y conceden con toda amplitud franca, libre y general ad-
ministración, y sin limitación alguna a los dichos señores
Apoderados respectivos para fuera, y lo interior de este
Valle, obligándose como se obligan en nombre de él, y de todos
los Vecinos a haber, y tener por bueno lo que se lleva resuel-
to, y lo que en virtud de los poderes que conceden se hi-
ciere, ejecutare, y a relevarles de todo mal, y daño
y para mayor firmeza de todo renuncian el beneficio
de la restitución in integrum , y la capción de rato gra-
to et judicatum solvendo, enterados de sus disposiciones
por mí el escribano de que doy fe: Y para cualesquiera re-
cursos que se ofrezcan hacerse en el Real Consejo, quieren
se valgan de Melchor Francisco Lasterra, y de Fermin de
Barrera procuradores de los Tribunales Reales en virtud de los poderes
Generales que tienen del Valle; Y así lo otorgaron
siendo testigos Juan Josef de Sanjuan, y Juan Martin de
Larrachea residentes en este lugar, y en el de Arizcun
y firmaron todos los que saben escribir, y en fe de ello
firmé yo el escribano= Juan Bauptista de Echeverria= Santhia-
go de Yriarte= Manuel Francisco de Yrigoyen= Juan Mar-
tin de Yturria= Manuel Thomas de Yriarte, y Anchorena
65
Juan de Yriarte = Juan Thomas de Latadi = Juan de Eche-
nique y Gamio = Josef Juaquin Gaston = Juan Martin
de Larralde = Thiburcio de Hualde= Juan Bauptista Echeverria
Martin Miguel de Echeverria = Juan Bauptista Mayora=
Juan Bautista Mayora, y Guillenea = Nicolas de Landa=
Juan de Suquilvide = Juan Pedro de Zaldarriaga = Jayme
de Larrachea= Josef Leandro de Barberena = Juan Martin
de Juanacorena = Juan Martin de Larrachea = Juan
Josef de Sanjuan=Ante mi Juan Alexandro de Echeberz escribano=
Certifico yo el dicho escribano que la copia antecedente conforma
fielmente con su original que en mi poder queda, y en fe de ser
así, signo y firmo como acostumbro en el lugar de Ariz-
cun a nueve de Enero del año de mil setecientos noventa y
cuatro: En testimonio de verdad, Juan Alejandro de
Echeverz escribano=
N. 6
( C )
Memorial y de- Exmo Señor: En virtud del poder, y facultades que
creto del Exmo nos ha concedido el Valle, y Universidad de Baztan, hemos for-
Señor Virrey mado el estado del número de la gente que está prompta en él
de 23 de Nov. y acompaña a ésta, con sus respectivos Jefes para el mejor servicio
de 1792, con in- del Rey, y defensa de la Patria, dividida en Compañías por orden de
serción del plan pueblos; y replicamos a V.E. se digne prestar su aprobación.
Nuestro Señor guarde a V.E. muchos años Pamplona 22 de Nov.
de 1792= Exmo Señor: Juan de Yrigoyen Ursua=Juan Luis de
Jauregui= Martin Josef Echenique y Gaston= Exmo Señor Conde
de Colomera Virrey y Capitán General de este Reyno de Navarra:
Pamplona, 23 de Noviembre de 1792=

Apruebo el estado que se me ha presentado por el Valle y Uni-
versidad de Baztan, del cuerpo que ha formado con sus respectivos ofi-
ciales, para emplearse en las ocurrencias del servicio, y defensa
de la Patria: De Colomera:
66

Estado del número de la gente que está prompta en el Noble Valle y Universidad
pañias con sus respectivos oficiales, por el orden de pueblos en el modo que contiene

Jefes principales
================
Don Juan Bauptista de Echeverria Don Martin Josef Echenique y Gaston
Don Josef Juaquin Gaston de Yriarte
Lugares del Valle ======================================
===============
Capitanes Tenientes
Arizcun Don Miguel Gamio Yrigoyen Don Martin Estevan de Endara
Errazu Don Miguel Fernando Dutari Yrigoyen Don Manuel Francisco de Yrigoyen
Elizondo Don Juaquin Josef Aldecoa Don Rafael de Elizalde
Azpilcueta y Lecaroz Don Juan Bauptista Mayora Guillenea Don Francisco Xavier de Cordova
Yrurita y Aniz Don Thiburcio de Hualde Don Fermin de Archeberroa
Ciga y Garzain Don Juan Bauptista Mayora Yturralde Don Santiago de Yriarte
Berroeta y Arrayoz Don Martin Miguel de Echeverria Don Josef Estevan de Zelayeta
Almandoz, Elvetea
Y Oronoz Don Juan Bauptista Echeverria de Almandoz Don Juan Pedro de Meoqui
================

Es copia del original que se ha presentado, y ha quedado en la Secretaria del Virreinato de este
gida al Señor Virrey suena de 23 del mismo; y para que en todos tiempos conste, firman como
de 1792=Juan de Yrigoyen Ursua; Juan Luis de Jauregui; Martin Josef de Echenique=

NOTA
=====
Por haberse variado posteriormente el plan antecedente a causa de la indisposición e imposibilidad de
halla en la actualidad la oficialidad de las ocho compañías por el orden de la suerte que cupo a

Errazu Don Juan Anselmo Landabere Don Juan Martin de Arozarena……….
Arizcun Don Miguel Gamio Yrigoyen Don Andres de Cordova……………………..
Yrurita y Aniz Don Juan Pedro de Dolagaray Don Fermin de Archeberroa……………..
Almandoz,Oronoz y Elvetea Don Juan Bauptista Echeverria Jauregui Don Josef Leandro Barberena……..
Azpilcueta y Lecaroz Don Juan Bauptista Mayora Guillenea Don Jayme de Larrachea………………….
Ciga y Garzain Don Juan Bauptista Mayora Yturralde Don Nicolas de Landa………………………….
Berroeta y Arrayoz Don Martin Miguel Echeverria Don Juan Francisco Barberena…………
Elizondo Don Juaquin Josef de Aldecoa Don Serafin de Santestevan…………….




67

de Baztan para el mejor servicio de Rey, y defensa de la Patria, dividida en com-




Alcalde
Teniente
Reteniente
==========

Subtenientes Número de hombres
Don Andres de Cordova 95
Don Juan Anselmo Landabere 95
Don Santos de Yrigoyen 95
Don Jayme de Larrechea 95
Don Pedro Josef de Echandi 95
Don Serafin de Santestevan 95
Don Juan Pedro de Dolagaray 95
Don Josef Leandro Barberena 95
Total de hombres ≠ 760

Reyno con fecha de 17 de Noviembre de 1792, sin embargo de que la carta de Oficio diri-
Apoderados de dicho Valle, para que corra unido a aquella = Pamplona 23 de Noviembre




algunos individuos, y nombrado otros en su lugar, se forma de nuevo en el pie en que se
cada una de ellas:

……………………………. Don Juan Thomas Echenique
…………………………… Don Juan Martin Echenique
………………………….. Don Francisco Almandoz
…………………………… Don Juan Antonio Echenique
………………………….. Don Francisco Xavier Migueltorena
………………………….. Don Don Juan Fermin de Gamio
………………………….. Don Juan de Dolagaray
…………………………… Don Juan Bauptista Arrayago






68
Exmo. Sr. Don Juan Francisco de Yrigoyen Ursua, Co
N. 7 ronel de los Reales Ejércitos, vecino del lugar de Arrayoz,
( D ) y dueño en el del palacio de Zubiria, Don Juan Luis
Memorial soli- de Jauregui, y Don Martin Josef Echenique y Gaston, Apo-
citando fusiles y derados del Valle y Universidad de Baztan, con la mayor
municiones y decre veneración exponen a V.E. han formado el estado del nú-
to del Exmo Sr mero de la gente que está prompta en dicho Valle con sus
Virrey concedién- respectivos oficiales para el mejor servicio del Rey, y defensa
dolos en el número de la Patria en el modo que aparece por el que presentan
y forma que expresa para su aprobación a V.E., y al mismo tiempo hacen
presente que para resistir a cualquiera invasión que
intenten los enemigos necesitan que V.E. mande se les
entreguen 760,, fusiles con sus bayonetas, cartucheras
y cinturones 1500,, libras de pólvora con sus balas corres-
pondientes, o bien cartuchos hechos; 1000,, piedras
de chispa, y 760,, sables, de cuya responsabilidad darán
el resguardo correspondiente. En esta atención
Suplican a V.E. se sirva aprobar el estado que
presentan, y mandar entregar los fusiles, y demás mu-
niciones que expresa, en que recibirán merced. Pamplona.
17 de Noviembre de 1792= Juan Francisco Yrigoyen Ursua
Juan Luis de Jauregui= Martin Josef de Echenique=
Habiendo mandado su Exma verbalmente a uno
de los apoderados, solicitase saber de Don Miguel Vallejo
unda
86
de cinco a seis, persuadidos sin duda de coger descui-
dado al Valle, y el ensayo o atentado cometido en el
ganado al segundo día de su arribo.

La tropa está alojada de dos en dos por casas en
toda la extensión del pueblo, que coge cerca de una legua
a excepción de 50 granaderos y algunos soldados, que
están acuartelados en el cuerpo del lugar, esperando
les llegue más número.

Entre el valle de Baygorri, lugares de Banca,
Latur y Alduide pasan de diez mil y tantas almas
las que hay. Habiendosen alistado el sábado último en el
primero hasta 400.

El pueblo de Alduide no puede subsistir si no saca
socorros de las fábricas de Eugui y Bal de Erro, de donde se
provee según noticias de pan, vino y otros comestibles,
y convendría cerrarles las puertas, como al posadero
de la casa que tiene dicho valle de Erro, en el cuerpo del
lugar de Alduide, y extrae con este motivo 260 robos
de trigo cada año.

De la leña se proveen de lo que roban de los
montes de este Valle, y aunque para su custodia man-
tiene guarda-montes, en el día no se atreven a hacer
las denuncias por razón de la tropa que está en las pro-
ximidades, y sin embargo de que se le ha escrito al Alcalde
y Regidores, para que ordenen se abstengan, y no den
87
ocasión, continúan en llevar con más fuerza que nunca
y en mayor abundancia para proveer la tropa, y cuando
este Valle quiera tomar alguna providencia para atajar
este desorden, será motivo de romper con ellos, o es indis-
pensable desentendernos, y dejar que se aprovechen.

El Valle a más de la guardia diaria que envía
donde están establecidas las partidas de un cabo y cinco
hombres, de distancia en distancia, tiene repartidas
otras en las alturas para dar los correspondientes avisos
y espías interiores en los pueblos de la frontera con el
fin de saber los movimientos.

Todas esta particularidades nos ha parecido de
nuestra obligación el poner en noticia de V.E. y las que
vayan ocurriendo subcesivamente por dirección del
Coronel del Regimiento Provincial de Burgos. Elizondo 12
de Marzo de 1793=


N. 17 Son las cuatro de la mañana, y acabo
Oficio del Exmo de recibir aviso desde Yrun, de que ayer en Bayona
Sr D.Ventura Ca- se publicó la Guerra por la Convención Nacional Fran-
ro al M. de cesa contra España, y es muy regular comiencen hoy las
Baztan de 17 de hostilidades.
En atención a lo expuesto que se halla ese Valle
hará Vd tomar armas a todos los hombres que
estuvieren en estado de ello, para que unidos con las
tropas, o separados de ellas, atiendan a la defensa
88
de la religión, y de sus honras, vidas y haciendas.
Dios guarde a Vd muchos años. Lesaca 17 de Marzo
de 1793=Ventura Caro=Sr.Alcalde del Valle de Baztan


N. 20 Son las seis y media de la tarde, y aca-
( K ) ba de llegar un propio que trabaja en los minerales de
Carta escrita Eugui, enviado por un confidente nuestro, que por mi orden
por el Alce. en procura saber los movimientos y disposiciones de la tropa
25 de Abril de Nacional que existe en los Alduides, de haberles llegado
1793 al Comte. más refuerzo y que sus intenciones son al primer buen
Gral. El Exmo tiempo penetrar por la parte de Arguibel donde estu-
Señor Don Juan Gil vo V.S. ayer tarde, a cuyas inmediaciones he manda-
do hoy hasta 60 paisanos con sus respectivos jefes y
aunque se aumentará el número, como que hay que
atender a la parte de Beladon y Berderiz por ser el
camino más corto para estos pueblos y tal vez quieran
intentar hacer la entrada por esta parte, con la lla-
mada de allá por razón del refuerzo que supone la
persona encargada que han recibido, en tal caso
nos veremos atacados por fuerzas superiores, sin po-
der ser socorridos por el Coronel Provincial de
Burgos y más si intentan al mismo tiempo los bai-
gorrianos por la parte de Yzpegui, como es de creer;
y para poder resistir con el honor debido, espero
89
que V.S. haga presente al Exmo Sr. Capitán General
para que con este conocimiento envíe los auxilios que con-
temple necesarios sin pérdida de tiempo, por razón de
que ellos no ignorarán el haber marchado las tropas
para ese destino= Nuestro Señor que a V.S. felices años
Elizondo 25 de Abril de 1793=Juan Bauptista de Eche-
verria Alcalde del Valle de Baztan=Sr Mariscal de
Campo Don Juan Gil=



N. 21 Habiendo hecho presente al General la solicitud
( L ) de Vd para que se le auxilie con tropa, y informado
Contestación del yo de la necesidad que tiene esa parte de frontera
Exmo Sr Don Juan Gil de pronto socorro; me dice S.E. que el Valle de Baz-
de 26 de Abril tan le merece toda atención, que conoce bien a sus na-
de 1793 al ofi- turales y que en las actuales circunstancias siente
cio anterior de mucho no poderlos servir por los particulares objetos
ayer del Alce. a que tiene que atender; en este concepto que escriba
Vd a la Diputación del Reyno, para que le facilite
cuanto necesita, en la inteligencia que en toda oca-
sión favorable, tendrá presente la súplica de Vd. Y
entre tanto, haga por ahora la Compañía de Cazadores de
Galicia. Puede Vd creer que he practicado cuanto
ha sido posible a favor del Valle, porque lo he conside-
rado muy justo y así trabajaré para que alguna
90
otra compañía de los que hay en Amaya pase a esa = Dios
que a Vd muchos años. Vera 26 de Abril de 1793 = Juan
Gil = Señor Alcalde de Baztan=


N.21 Muy Señor mío: Estamos en continuo movimiento
Carta escrita y no puedo contestar a todos Vdes todas las veces que
por el Sxmo Sr. quisiera por el buen concepto que me merecen. He habla-
Don Juan Gil al do al General sobre todos los particulares, y muy sin-
Teniente.Alcalde gularmente en el de mandar tropa que contenga toda irrup-
ción de enemigos en ese Valle pero en las actuales cir-
cunstancias no puede atender a esa parte, porque hay
otros objetos que llaman la atención, y con tan poco
ejército no puede cubrirse una frontera tan dila-
tada. Luego que el General se desembarace de ellos
no tengan Vds duda en que sin perder momento
los socorrerá y contribuiré en cuanto esté de mi parte
a escarmentar y hacer castigar a esos fronterizos: en-
tre tanto auxíliense Vdes mutuamente, teniendo
por menor el perjuicio que sus moradores experimentan
en sus labores y demás, representándolo a su tiempo a
S.M. bien asegurados que si piden informe a este
General, será favorable al Valle porque conoce su
mérito y la justicia de su causa.
Deseo a Vd la mejor salud y que mande
a su afectísimo seguro servidor G.S.M.B.= Juan Gil = Señor
91
Don Martin Josef de Echenique=



N. 21 Ilustrísimo Señor: En virtud de la orden que
( M ) recibió del Excelentísimo Señor General de la frontera el
Carta escrita por Mariscal de Campo el señor Don Juan Gil la noche del
el Alde.a la Iltma. Miércoles 24, para que con todas las tropas que exis-
Diputa. de este Reyno tían en este Valle a su mando pasase inmediatamente
en 27 de Abril de a la Villa de Vera, dejando en el lugar de Errazu
93, y su contestación el Regimiento Provincial de Burgos que tiene como
a continuación con 500 plazas; cumpliendo con dicha orden, marchó
fecha de 28 del mis- el jueves, y considerando el Valle lo expuesto que
mo. quedaba toda la extensión de la frontera, por los
muchos puntos a que hay que atender de pasadas
de siete leguas, y lo enconado de los ánimos de los
franceses representó para que dejase parte de aquella
tropa, y en contestación responde lo que V.S.Y. verá
por la adjunta copia y de la posterior de dicho Sr.Gil. En
esta consideración y las noticias que tengo de haber
llegado a los Alduides un refuerzo de 700 hombres
y que así por esta parte como por la de Yzpegui, Urri-
zate, Arizcun, Urdax y Orobidea acometan a un
mismo tiempo, a cuya superioridad es imposible de re-
sistir este Valle por no poder abandonar dicho Regimiento
de Burgos el punto de dicho collado de Yzpegui
92
y demás que comprende, y que todo el vecindario
y habitantes hace tiempos están llevando continua
fatiga, de día y de noche, abandonando sus labores
para hacer la defensa correspondiente, para cuya subsis-
tencia trajo el Valle algunas provisiones que están
al concluir sin tener adbitrio ni fondos para suvenir
en lo subcesivo, por haber expendido todos sus haberes
y aun los que tomó a intereses para el servicio del
Rey y defensa del Reyno. Con este conocimiento
y emplearsen con sus personas y bienes por la causa co-
mún, espera el Valle en esta situación le atienda
V.S.Y. sin pérdida de instante, en darle todos los
socorros que comprenda, con arreglo a lo que llevo expues-
to, por el evidente riesgo de esta porción considerable
con trascendencia a todo el Reyno.
Nuestro Señor guarde a V.S.Y. muchos años. Elizondo
27 de Abril de 1793=

P.D. Si la gente y tropa se ha de mantener
en las alturas, es preciso e indispensable se hagan
unas barracas con toda promptitud, para acogerse
a ellas en los intemperios como se proyectó por los in
genieros, pero hasta ahora no hay ninguna providencia
ni esperanzas, en esta atención V.S.Y que tanto
interesa por la conservación del Reyno y de sus
naturales, tomará aquellas providencias que tuviese
93
por convenientes. Es la una y media de la tarde:
Ilustrísimo Sr. BLM de V.S.Y. su más atento seguro
servidor = Juan Bauptista de Echeverria= Itma Di-
putación de este Reyno de Nabarra.


Contestación a la Ilustrísimo Señor: Acabo de recibir el pliego de Vd.
carta que ante- en que me representa que el Exmo.Sr. Don Ventura
cede en 28 de Caro, Comandante Gral. del ejercito de este Reyno y de Gui-
Abril de 93 puzcoa, por orden comunicada al Mariscal de Campo
Don Juan Gil, ha mandado pasen inmediatamente a la
Villa de Vera todas las tropas que existían a su man-
do en ese Valle, dejando en el lugar de Errazu el
Regimiento Provincial d Burgos que tiene como
500 plazas, y que efectivamente partieron para aquel
destino, acompañándome el papel que me dirige con
copias de las contestaciones que debo a dichos sres. Comandante
General y Mariscal de Campo, y en la de ese último ad-
vierto que al parecer se ha dispuesto vaya a ese Valle
la Compañía de Cazadores de Galicia, y consecutivamente
me propone la situación en que se miran todas esas
poblaciones amenazadas de insultos y de sorpresas por
los diferentes parajes que refiere, temiendo una violenta
invasión, y que en esa urgencia, valiéndose de lo que les
previene dicho Sr. Don Ventura Caro, para que en el caso
de contemplar preciso mayor número de gente
94
recurra a mí para que se la facilite me lo hace pre-
sente con todo encarecimiento, a fin de que me sirva
proveerle de los auxilios que puedan libertarle de el
apuro en que se ve, significándome también los desembol-
sos que ha sufrido sin contentarse con expender el
dinero que la bolsa común del Valle venia en ser, sino
aun también caudal que ha tomado a interés, y ha-
ciéndome cargo de el conflicto en que se mira todo
Baztan y la importancia de que no se verifique irrup-
ción alguna de los franceses por las sensibles resul-
tas que podrían producir trascendentales a mucha
parte del Reyno, he resuelto que inmedíatamente
se dispongan y pasen a la defensa de ese Valle 897
hombres de los valles de Ulzama, Anue, Odieta, Asez,
Olaibar, Basaburua Mayor y Menor y Vertizarana
distribuidos con proporción a su respectivo vecindario,
y con este socorro, el de los Vecinos y Habitantes de ese
Valle, el Regimiento Provincial de Burgos, y Compañía
de Cazadores de Galicia, quedarán por ahora a cubierto
de toda invasión y con seguridad para no temer
ningún insulto, y en cuanto a lo demás, queda encar-
gado uno de mis síndicos de noticiar a Vd lo que
he acordado = Nuestro Sr que a Vmd muchos años. Pamplona
28 de Abril de 1793 = La Diputación de este Reyno
de Navarra, y en su nombre , Don Juaquin de Ezpeleta
95
Don Fran.co Xavier Donamaria y San Juan = El Mar-
qués de Gongora = Con acuerdo de S.S.Y.Don Diego
Maria Baset Secretario: Señor Don Juan Bauptista de
Echeverria, Alcalde y Capitán a Guerra del Valle
Baztan.



N. 28 Se ha podido adquirir de los movimientos
Oficio del Coro- de los aldudeanos y baigorrianos de que intentan ata-
nel de Burgos car al lugar de Errazu en el Valle de Baztan; que
de 30 Abril el número de soldados franceses todos nacionales será
de 1793 con de 500 a 600, y que los demás hasta unos 1500 hom-
inserción del que bres es paisanaje de Baygorri y sus inmediaciones
recibió de Castelar la mayor parte, pero con pocas armas de fuego; que
y carta del ca- han pedido fusiles a San Juan de Pie de Puerto, y que
pitán de la 1ª únicamente les han enviado el corto número que ha
Comp.a dirigiendo podido conducir una sola caballería: que trabajan los
ambos al Alcalde de Baygorri en suavizar el camino de la subida del
collado de Yzpegui y que se hablaba que tenían algunos ca-
ñones de poco calibre, y que pensaban subir al collado: que
también trabajaba alguna gente en el camino que desde
Alduide dirige hacia Berderiz, cuyas noticias se dan
para inteligencia o conocimiento del comandante de las tropas
de Baztan.
Dios guarde a Vd muchos años . Burguete 30 de
Abril de 1793 = El Marqués de Castelar = Sr Comandante
de las Armas de Baztan.
96
Acabo de recibir el aviso de arriba, y no he per-
dido mas tiempo que el preciso par su copia. En su vista
Vds dispondrán juntar su tropa luego luego, pues es
preciso estar sobre las armas día y noche = Diego de
Tordesillas = Sr Don Miguel Fernando de Dutari Yrigoyen=


Errazu 30 de Abril de 93 = Estimado primo y dueño
mío : Vea Vmd el oficio que me pasa el comandante
ahora que son las diez de la noche, y de aquí a una hora
marcho con toda la gente a las avanzadas, y aviso a Ariz-
cun para que la de allí esté prevenida: la demás del
Valle sé que está ocupada y si a Vmd le parece y es
punto crítico de pedir auxilio a Vertizarana y Ulza-
ma. Buen postre de cena para después de llegar ren-
dido de Ariete. Agur y mandar a Miguel Fernando
Dutari Yrigoyen. Sr. Don Bauptista de Echeverria =


Don Xavier Antonio de Castaños y Aragorri Brigadier de los Reales Ejércitos
Coronel del Regimiento de Africa y Comandante de las Compañías de Grana-
deros de los Regimientos de Infantería del Ejercito de Guipuzcoa y Navarra etc.


N. 32 Certifico que hallándome comandante de las armas
Certificación del en el lugar de Elizondo del Valle y Universidad de Baz-
Sr Brigadier Coronl. tan, recibí el día 2 de Junio la orden del Exmo. Señor
del Regimiento Capitán General del ejército para que el día siguiente
de Africa de 31 pasase con todas las tropas que se hallaban en Baztan
de Oct. De 93 al lugar de los Alduides, llevando cuantas municio-
nes fuese posibles, habiendo proporcionado la actividad
97
y conocido celo del Alcalde Don Juan Bauptista de Eche-
verria y de su Teniente Don Martin Josef de Eche-
nique más de cincuenta acémilas con sus correspon-
dientes mozos, las que con la tropa que estaba a mis ór-
denes fueron al expresado lugar de los Alduides al
encontrar al Teniente General Don Juan Gil, que
allí estaba con la demás tropa destinada para la
expedición que en la tarde del día 3 se ejecutó contra
el campamento que tenían los enemigos en Banca,
constándome igualmente que el Exmo Señor Don Juan
Gil mandó siguiesen todas las acémilas que había
yo conducido y las que habían llegado de Burguete
a las tropas que formaban la columna del Centro
mandada por el Conde de Val de el Aguila, Coronel
del Regimiento Provincial de Avila, habiendo oído
decir que en la retirada que hizo este Coronel, perse-
guido por los enemigos, se perdieron varias caballe-
rías cargadas de municiones, y entre ellas veinte y tres
de las de Baztan, haciendo prisioneros a doce vecinos
del mismo Valle, que iban conduciéndolas. Y para que
conste a los fines que convenga, doy la presente a petición
del Alcalde del Valle y Universidad de Baztan Don Juan
Bauptista de Echeverria. Cuartel General de Yrun 31
de Octubre de 1793 = Xavier Castaños =

N. 33 Berderiz 2 de Junio de 1793
98
Carta del Sr. Don Amigo y Sr el General Don Juan Gil me dice
Fran.co de Amaya que procure Vmd buscar 300 paisanos de los más esfor-
Com.te del punto de zados; y que mañana a la tarde deberán estar en este
Berderiz escrita puesto; también me dice se alegraría ver a Vmd an-
en 2 de Junio de tes en los Alduides, que es en donde se halla, por serle
93 al Ten.Alcal.e preciso estar allí = De Vmd memo.s a la Sra y mande Vmd
a su afectisimo amigo Q.S.M.B. = Fran.co Amaya = Sr Don Mar-
tin de Echenique =


N. 40 El Exmo Sr. Don Fran.co de Horcasitas, con fecha
Oficio del Sr. Bri- de hoy me dice lo siguiente =
gadier Com.te de Con el fin de que el pueblo de los Alduides sea
Armas de Erra- auxiliado en caso de que los enemigos le ataquen, me
zu Don Fr.Antº dice el General en Jefe lo siguiente =
Filangieri, inser- Las tropas de Yzpegui con los paisanos del Valle
to el del Exmo de Baztan, deben dejarse caer hacia Baygorri con el
Sr.Gral. en Jefe fin de llamar la atención al enemigo, y por si se
Don Ventura Caro. proporciona atacarle por el flanco y cortarle la retira-
da. Si los enemigos dejaren ocupadas las alturas que
Dentro la cubren el camino que desde Yzpegui conduce a Bay-
contestación del Sub. gorri, en este caso deben las tropas dejarse caer por la
Ten.e de Alc.e Don Josef falda de Velay, que está libre de este riesgo, cuya ope-
Juaq.n Gaston al ración conviene hacerla con prontitud y resolución
Sr Filangieri pero tomando todas las precauciones conducentes
para no ser cortados y sin dejar por ningún pre-
texto del todo desguarnecidos los puestos de Yzpegui
por que podrían los enemigos si lo observaban, apoderarse
99
con facilidad de ellos: Dios guarde a V.E. muchos años
Burguete 25 de Septiembre de 1793 = Ventura
Caro = Exmo Sr.Don Fran.co de Horcasitas =


En este concepto es preciso que V.S. acuerde
lo dicho con el Alcalde de esa Villa para que tenga
pronta la gente de armas del paisanaje, para cuan-
do sea necesario y avise V.S. al Comandante de Yzpe-
gui esta orden del Capitán General para su conocimiento
y observancia = Dios guarde a V.S. Arizcun 27
de Septiembre de 1793 = Fran.co de Horcasitas = Sr
Don Antonio Filangieri = Y lo traslado a Vmd para
su noticia y cumplimiento en la parte que le corresponde =
Dios guarde Vmd muchos años. Errazu. 27 de Septiembre
de 1793 = Fr.Antonio Filangieri = Sr Don Josef Juaquin
Gaston.


N. 40 El oficio que V.S. me ha pasado con fecha de
Contestación del Sub. ayer he dirigido originalmente para su cumplimiento a
Ten.e al oficio que mi Principal el Sr. Don Juan Bauptista de Echeverria Al-
antecede: calde de los catorce pueblos que componen este Valle, que-
dando yo prevenido en hacerlos por lo respectivo a este
lugar.
Dios guarde a V.S. muchos años. Errazu y Septiembre
28 de 1793 = Josef Juaquin Gaston = Sr Don Fr. Antonio
Filangieri=

N. 40 Luego que reciba ésta, conviene que Vmd y el
Oficio del Exmo Teniente Alcalde Echenique vengan aquí para
Señor Don Fran.co
100
de Horcasitas tratar un asumpto de consideración, y que exige toda
de 29 de Spt. De reserva =
93, al Alc. De Dios guarde a Vmd muchos años. Arizcun a la una
Baztan de la noche del día 29 de Septiembre de 1793 = Fran.co de
Horcasitas = Sr alcalde de Baztan.


N.43 Exmo Señor= En cumplimiento de lo que
Copias de diferentes V.E. me previno el Martes, tengo convocados para
oficios del Exmo. el día de mañana los capitanes de las compañías de la
Sr.D. Juan Gil y gente del Valle, para acordar sobre el número de gente
el Alcalde de útil que se necesita para las avanzadas, haciendo jun-
Baztan. tar a todos el Domingo con el fin de escoger los más
1ª Oficio del esforzados y para poder obrar con el debido conocimiento
Alcalde sobre los se ha de servir V.E. decirme el número de ellos pues
paisanos esforzados que con esta atención se hará el arreglo para los relevos
en conferencia y para el día en que e necesitan darles la orden corres-
verbal le pidió pondiente.
para las centine- Al mismo tiempo debo hacer presente a V.E.
las mas avanzadas que las compañías de Errazu, Arizcun y Azpilcueta
de noche el Exmo dan de servicio diariamente diez hombres cada una en los
Sr. Gil puntos de Abraco, Ytzulegui y trincheras de la ermita
de San Fermin, y para acordar con ellas, suplico a V.E.
se digne decirme si deben continuar con esta fatiga
para de los contrario comprenderlas en el arreglo que
se va a hacer.
Nuestro Señor que a V.E. felices años. Elizondo
10 de Enero de 1794: Juan Bauptista Echeverria
101
Exmo Señor Don Juan Gil


  1. Para los puestos avanzados de Yzpegui y Lar-
Contestación al ofi- zabal se necesitan 24 hombres robustos y animo-
cio antecedente. sos, sin que por ahora providencie se reduzca el núme-
ro de las partidas de Arizcun, Errazu y Azpilcueta
lo que aviso a Vmd en respuesta a la suya de esta fecha.
Dios guarde a Vmd muchos años. Arizcun, 10 de Enero de
de 94 = Juan Gil = Sr.Don Juan Bauptista de Echeverria =


  1. Exmo Señor = Consecuente a la orden de V.E.
Oficio del Alc. y con arreglo a lo que dispuse con los capitanes de las
al Exmo.Sr.Gil compañías de la gente del Valle, el día de ayer hicie-
aprontando los ron juntar toda ella en sus respectivos pueblos, y para
24 paisanos. el debido cumplimiento de la orden de V.E. acaban
de avisarme estar elegidos los 24 individuos para las
avanzadas de Yzpegui y Larzabal, e igual número
para su relevo en el día que V.E. disponga: En esta in-
teligencia V.E. se ha de servir prevenirme para qué
día los he de mandar y a quién se han de presentar
para que se les dé el destino.
Suplico a V.E. se sirva mandar se les entre-
guen capotones, para mejor resistir el intemperie de
su fatiga.
Nuestro Señor guarde a V.E. felices años. Yrurita 13
de Enero de 1794 : Juan Bauptista de Echeverria = Exmo
Señor Don Juan Gil =
102
4 Disponga Vmd que mañana 17 del corriente
Contestación del se presenten al Comandante de las Armas de Errazu
Exmo.Sr. Gil al los 24 paisanos armados de que tengo a Vmd avisado
oficio antecedente para el servicio de Larzabal y Yzpegui.
Dios guarde a Vmd muchos años. Arizcun 16 de Enero
de 1794 = Juan Gil = Sr. Alcalde de Baztan.



5 La considerable baja que de pocos días a esta
Oficio del Exmo. parte he advertido en la tropa que se halla a mi cargo
Sr. Don Juan Gil por las frecuentes muertes de sus individuos: los hospi-
solicitando que tales llenos de enfermos, y muchos de gravedad: las
el Valle se haga consultas hechas de facultativos para ocurrir el reme-
cargo de las al- dio de las funestas consecuencias que amenazan: todo
turas. bien examinado, me persuade a que no puede sufrir
por más tiempo la penosa fatiga de las alturas de esta
parte de frontera, y debiendo yo solicitar por todos los
medios posibles su conservación, he creído conveniente
hacerla retirar otros aires en temperamento más benig-
no que con el regular descanso pueda repararse,
pues que su actual debilidad y enflaquecimiento de animo
así lo exige de necesidad, que igualmente opinan los fa-
cultativos. En este concepto dispondrá Vmd que los veci-
nos de los valles se encarguen de todos los puestos pa-
ra su propia seguridad y defensa, o solicitar con la
posible brevedad que la M.Y. Diputación del Reyno
103
de Navarra providencie ocuparlos, pues de no hacerlo
los abandonaré, por considerar que no puedo permane-
cer más tiempo en ellos sin exponer a un conocido riesgo
de perder la vida muchos buenos soldados de esta parte de
ejército que se me ha confiado = Dios guarde a Vmd muchos años. Ariz-
cun 24 de Enero de 1794 = Juan Gil = Sr alcalde de Baz-
tan =



  1. Exmo Señor. En cumplimiento de lo que se sirve
Contestación del V.E. comunicarme a cerca de que los vecinos de los valles
Alcalde al ofi- se encarguen de todos los puestos para su propia seguridad
cio antecedente. y defensa, y solicitar con la posible brevedad que la Ilustrísima
Diputación del Reyno de Navarra providencie ocupar-
los: Debo decir a V.E. que el día de hoy haré propio a la
ilustrísima Diputación, haciéndole presente el oficio de V.E.
para que en su vista tome todas las providencias correspon-
dientes = Nuestro Sr. que a V.E. muchos años.Yrurita. 24 de Enero
de 1794 = Exmo Señor = Juan Bauptista de Echeverria= Exmo
Señor Don Juan Gil =


7 No pudiendo mirar con indiferencia las mu-
Otro oficio del chas enfermedades que afligen a la tropa que en este Valle
Exmo. Sr. Gil se halla a mi cargo para su defensa ni las frecuentes
pidiendo 100 muertes de un crecido número de soldados, me veo en
paisanos para la estrechísima necesidad de solicitar por todos medios
cubrir las altu- posibles el alivio y conservación: para conseguirlo
ras de Yzpegui. he creído ser el único por ahora aliviarla en la fatiga
104
con 100 paisanos diarios en los montes de la cordillera
de Yzpegui; en este concepto dispondrá Vmd que desde
mañana concurran con sus armas al pueblo de Errazu
desde donde se les destinará = Dios guarde a Vmd muchos años
Arizcun 26 de Enero de 1794 = Juan Gil = Señor Alcalde
de Baztan =

8 Exmo Señor: En consecuencia del oficio de V.E.
Contestación que con esta fecha acabo de recibir ahora que son las dos del Alc. Apron- dadas, pasaré inmedíatamente con expreso las correspon-
tando los 100 pai- dientes órdenes a los capitanes de las 8 compañías de
sanos. este Valle para que mañana para la tarde concurran
los 100 paisanos que V.E. solicita en el lugar de Erra-
zu con sus armas a sus órdenes, y este espacio de tiempo
creo ser preciso para juntarse con atención a las distan-
cias en que se hallan constituidas, como a V.E. los consta =
Nuestro Sñr que a V.E. muchos años.Yrurita y Enero 26 de
1794. Exmo Sr Juan Bauptista de Echeverria = Exmo
Señor Don Juan Gil =

  1. Exmo señor : Sin embargo de haber dado
Oficio del Alc. a los apoderados de este Valle en Pamplona desde el mes
al Exmo Sr.Gil de Junio último la orden correspondiente para el acopio de
solicitando para trigo y haba para la manutención de los paisanos
los paisanos tri- en sus fatigas, no han podido conseguir a causa de ha-
go y haba en la berse apoderado los proveedores de la tropa de la
provisión a coste mayor parte de lo que produce de aquellos frutos este Reyno.
y costas:
105
En esta atención y haciendose el cargo V.E. de la pre-
cisión de ellos para su debida manutención, espero
en la acreditada justificación y bondad de V.E., mandará
a los proveedores del lugar de Errazu, apronten a la
disposición de Don Josef Juaquin Gaston o al sujeto
que este destine, de aquellos efectos en su especie a coste
y costas para la manutención precisa de los individuos que por orden de V.E. deben concurrir a aquel lu-
gar, para hacer la fatiga que dispusiere, cuyo im-
porte satisfará este Valle.
Así mismo espero que V.E. dispondrá el
que se tengan a la disposición de dicho Gaston los capoto-
nes necesarios para que el paisanaje pueda resistir
el intemperie en su fatiga, pues de los capusayes o ca-
potones de que usan estos individuos en semejantes lan-
ces, no me es posible facilitar respecto de ser un genero
que se introducía de Francia = Nuestro Señor que a Vmd felices
años. Yrurita y Enero 27 de 1794 = Exmo Sr.Juan
Bauptista de Echeverria = Exmo Sr. Don Juan Gil =


10 Mientras que la M.Y.Diputación resuelve ocupar
Otro oficio del las alturas con paisanos, dispondrá Vmd que desde ma-
Exmo Sr.Gil, pi- ñana pasen otros 100 hombres a Errazu, por no ser
diendo otros 100 suficientes los que anteriormente pedí a Vmd = Dios guarde a
paisanos más. V.E. muchos años.Arizcun 28 de Enero de 1794 =
106
Juan Gil = Señor Alcalde de Baztan =


11 Exmo Señor: Son las doce y medía y recibo el ofi-
Contestación cio de V.E. de este día en el que me ordena que desde
interina del Al- mañana pasen otros 100 paisanos más a Errazu
calde sobre el por no ser suficientes los que anteriormente pidió V.E.
apronto de dichos para ocupar las alturas con aquellos. A V.E. le
100 paisanos. consta los que están empleados en aquellas fatigas por
lo que con el debido respecto y veneración, no puedo menos
de hacerle presente el crecido número de individuos
que se hallan ocupados de este vecindario en los diversos
ramos de atención para la mayor comodidad de la mis-
ma tropa y en términos de que apenas alcanzará el
número competente para el relevo de los primeros: sin
embargo, tengo citados para el día de mañana a los
ocho capitanes en Elizondo, y en vista del estado que
me manifiesten de sus individuos, siempre que haya
disposición para el número que V.E. pretende, se apron-
tarán. El día de ayer supliqué a V.E. por medio de
una carta, se sirviese mandar al proveedor de Errazu
franquease trigo y haba por el coste y costas para la
precisa manutención de la gente paisana del Valle que
se halla en actual servicio en las alturas de la frontera
y por medio de esta, repito a V.E. la misma y espero
en su favor y bondad la consecución debida de mi justo
pedimento = Nuestro Señor guarde a V.E. felices años
107
Yrurita 28 de Enero de 1794 = Exmo Sr Juan Bauptista
de Echeverria = Exmo Señor Don Juan Gil =


  1. Exmo Señor: Consecuente con lo que ofrecí a V.E.
Contestación formal       el día de ayer en contestación a su oficio, congregados
del Alcalde al ofi-          en esta casa de Ayuntamiento y Justicia del Valle los jefes
cio últimamente cita-     y capitanes de las ocho compañías de él, he hecho pre-
do del Exmo Sr.             sente la solicitud de V.E. sobre los 100 paisanos que
Gil aprontando               pide a más de los que están empleados en mayor
dichos 100 paisanos.      número.
                          Teniendo presente la Junta, la baja considera-
                           ble que por enfermos y muertos tienen dichas ocho com-
                           pañías desde su establecimiento en el que se comprendió
                           toda la gente útil: el número de individuos que es-
                           tán empleados en diferentes ramos del Real Servicio
                           y particularmente en hospitales y provisiones, y la nece-
                           sidad de destinar el competente para atender a los di-
                          versos y continuos objetos de la tropa, con miramiento
                          a todo ello y a otros inconvenientes que no se le pueden
                          ocultar a la penetración de V.E., ha considerado ser
                          cuasi imposible el apronto de los 100 hombres que nue-
                          vamente pide; pero sin embargo deseando continuar
                         en dar las mayores satisfacciones de celo patriótico
                         que le anima al Valle y sus individuos en servicio
                         del Rey y defensa de sus dominios, y pulsando
                         todos los adbitrios que le son posibles en atención
       108
                         a las actuales circunstancias y situación de la tropa del
                         mando de V.E. ha determinado aprontar el contingente
                            que pide con su correspondiente oficialidad desde el día 31 del corriente en
                        el lugar de Errazu, para ocurrir a los parajes que V.E. se
                        digne destinar. En el concepto de que con dificultad podrá pro-
                        porcionar el suficiente número para su relevo, aun echando
                        mano de muchos individuos que se ocupan en ramos del Real Ser-
                       vicio. Espera este Valle que esta nueva prueba de su amor, merez-
                          ca la aceptación y satisfacción de V.E. sintiendo que sus facultades
                           y disposición no se extiendan a mayor esfuerzo= Nuestro Sr guarde a V.E.
                           muchos años.Elizondo.Casa de Ayuntamiento y Enero 29 de 1794: P.D.
                          Después de escrita esta, recibo el oficio de V.E. de fecha del día y
                       quedando enterado de su contenido con respecto a la providencia
                       que V.E. se ha dignado dar a cargo del proveedor del lugar
                       de Errazu para el subministro de los víveres necesarios al
                       paisanaje por dinero o recibo a que quedo muy reconocido: re-
petiré mis instancias con expreso en este mismo instante
a la M.Y.Diputación de este Reyno para que tome las corres-
pondientes providencias para la defensa de esta frontera = Exmo
Sr Juan Bauptista de Echeverria = Exmo Sr.Don Juan Gil, Gral. de esta
frontera =

  1. El proveedor de Errazu subministrará por dinero
Oficio del Exmo o recibo los víveres necesarios a los paisanos armados en igual
Sr.Gil estado en cantidad que diariamente entrega a la tropa de este ejército.
la posdata de la Los 100 hombres que pedí a Vmd ayer, son indispensables, no
contestación an- sabiendo hasta ahora si el número de los 200 llegará a ser suficiente
tecedente. respecto a que la entrada diaria de soldados en los hospitales es ex-
traordinaria. Estreche Vmd a la M.Y.Diputación para los socorros pues
de lo contrario me veré precisado a abandonar los puestos= Dios
guarde a Vmd muchos años. Arizcun 29 de Enero de 1794 = Juan Gil = Sr Alcalde de Baztan =